Poveda pone en Jerez la guinda al nuevo disco de Los Mijita

  • El cantaor badalonés graba en el estudio de La Bodega un fin de fiesta por bulerías.

Pasadas las seis de la tarde, Miguel Poveda apareció por la calle Francos. Allí esperaba la familia completa de los Carpio Mijita, encabezada por el patriarca, Alfonso Carpio Gallardo, secundado por Alfonso Carpio Fernández y José Carpio Fernández, así como uno de los productores del disco Miguel Fernández.

Para todos, la presencia del cantaor badalonés resultó especial. Es un artista cotizado, de primer nivel, y el hecho de decir sí a su llamada para participar en el nuevo disco "ha sido todo un orgullo", aseguran los hermanos.

Con el disco casi terminado, todo se centra ya en el último arreón. El Estudio La Bodega que regenta Josema García-Pelayo ha sido el sitio elegido para este proyecto discográfico, un proyecto que, como otros tantos recientes, espera tener su prolongación en los teatros de media España. "Ya nos han llamado y eso que todavía no hemos terminado", reconoce entusiasmado Alfonso Carpio Fernández.

Poveda escucha emocionado el sentir de una familia, la manera de quejarse y rápidamente capta la onda. "Ponle la seguiriya, y los martinetes", se escucha desde el fondo del estudio.

Este nuevo trabajo nos retrotrae en el tiempo. Sí, a veces parece haberse rescatado el espíritu de los discos con familias jerezanas que llenaron las tiendas a finales de la década de los noventa, y en las que sagas como Los Moneo, los Zambos o los Carrasco (Fernando de la Morena) sellaron para la historia maneras distintas de decir el cante.

La grabación se prolongó hasta bien entrada la tarde-noche en un ambiente de fiesta. La presencia del catalán, un enamorado de Jerez, pone la guinda a un disco muy tradicional y que seguramente dará que hablar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios