Primavera de 1942 en Mesas de Asta: material epigráfico y ¡el precio de la gasolina!

La ciudad de la historia

EN las anteriores entregas hemos sido testigos de los continuos hallazgos de material cerámico y de todo tipo, asociado a las estructuras excavadas. Del mismo modo, hemos visto que los desencuentros y las dificultades entre la Administración municipal y el mundo de la investigación histórica y el Patrimonio no son nuevos.

Realmente, desde que se metió el pico en la mesa del yacimiento los hallazgos son cuantiosos, y asociados a ellos un interesante material epigráfico. A finales de abril se sigue excavando en los límites de la cantera, en los espacios H, I y G. Se realizan trabajos de exploración en la Cañada del Catalán junto a los pozos, donde los canteros ya habían dejado al descubierto material cerámico romano, 'nigra' e 'ibérica de barro muy fina pintada con banda estrecha de color anaranjado, un vaso casi completo bastante plano de color rojo de vino, ibérica de barro basto y de bandas finas y gruesas... vasijas en forma de palmeta, romanas, fragmentos de vasos de vidrio, dos lucernas una de mechero larga de color rojo y otra redonda... y con la marca C.DESSI y restos de tejas planas y ladrillos'.

Entre el material recogido vuelve a aparece un fondo de cerámica sigillata con la marca P.ATTI. Como podremos observar es una constante el que en Mesas aparezca muchas marcas de ceramistas y alfareros, de hecho el propio Esteve realiza en su cuaderno un magnífico cuadro en el que se consignan todas las marca halladas y una investigación sobre las mismas, sobre las que volveremos en ulteriores trabajos.

Entre los hallazgos, dos muy interesantes: "Es de destacar asimismo un fragmento de estuco de diversos colores; uno bermellón con una línea negra, otro violeta, dos rojos de distintos tonos, otro azul casi negro, uno verde claro, otro ocre y otro blanco con unos trozos rojo oscuro y una línea bermellón. Por último, considero árabe un fragmento pequeño pintado de blanco y con una banda ocre rojizo en la que parece distinguirse restos de escritura.

En el muro del W de la habitación H se encontró utilizado como elemento constructivo del mismo un fragmento de lápida sepulcral en mármol blanco en el que se distinguen algunas letras de la inscripción. La que miden 0'4 ctms. de altura. Posiblemente se tratará de un fragmento de lápida romano-cristiana. Tiene de grueso la lápida, que presenta un reborde curso, 0'65 mts".

A continuación, Manuel Esteve dibuja dicha pieza que reconocemos como la publicada en la edición de estas excavaciones y en monografías posteriores:

/SFA

IVIXI

En relación a los estucos, Esteve menciona más adelante que cree que es posible hallar más trozos que muestren la posible representación pictórica. En esos últimos días de abril, visitan el yacimiento tanto su padre, el arquitecto Rafael Esteve Fernández Caballero, como Fernando de la Cuadra, a los que pide su valiosa opinión profesional, y le ayudan a levantar el plano de lo descubierto.

Del mismo modo, señala que la moneda hallada en días anteriores es de una localidad del sur de Sevilla, IRIPPO. Al realizar el arqueólogo la limpieza la puede clasificar: es un as con la cabeza de Augusto en el anverso junto con la inscripción de la ceca; en el reverso, una figura femenina sentada con una piña en la mano.

En los primeros días de mayo de 1942, el personal de la excavación halla al norte de la habitación H nuevos muros construidos de manera más sólida, y en el costado este una puerta en la que se distinguen los rebajes; al nuevo acceso se le señala con la letra J, con interesante material romano en los primeros trabajos de desescombro de esta habitáculo.

Para la curiosidad del lector dejamos estos apuntes relativos al día 6 de mayo:

"Hoy he podido trasladarme a las excavaciones ya que no pude hacerlo el día 2 por ser feria y emplearse la moto para otras cosas más prosaicas; por ello las notas de los días 1, 2, 3, 4 y 5 van redactadas con arreglo a las observaciones del personal empleado en los trabajos".

La profundidad de los cimientos de las habitaciones H e I es de 1,50 metros. En esos días se recoge un fragmento escultórico del espacio F de barro cocido. La recién descubierta habitación J tiene unas dimensiones de 8'25 x 2'25 m. Entre la cerámica sigillata encontrada hallamos la marca ER y "en un trozo de fondo un resto de inscripción de esta forma

IIISYNCXXCC

VMOITXXVII

cerámica ibérica de banda fina de color rojo y un trozo de cobre y otro de cerámica vidriada de color melado".

El 13 de mayo empieza a descubrir Briante al este de las excavaciones y en el mismo corte de la cantera un muro muy mutilado por los canteros, con dos grandes piedras irregulares de tipo ciclópeo. Cerca de dicho muro, que se llamará 'de Briante', se encontró el capitel dórico publicado por Schulten. Se recogieron restos de cerámica barnizada de rojo con decoración incisa con la uña.

Apunta en el cuaderno Esteve en relación a los días 18 al 26 de mayo:

"Continúo en estos días las excavaciones al W de la habitación letra J a excepción del día 24 en que no se trabajó por ser domingo y no se pudiese acudir a los trabajos por falta de gasolina, ni el sábado 23 siquiera para efectuar los pagos semanales de jornales. Hasta que pude al fin encontrar 5 litros de gasolina de estraperlo (¡a 12 ptas. el litro!) pues era imposible continuar en esta situación sin haber efectuado los pagos de jornales".

También encontró gasolina para acudir a Mesas el día 27, en el que pagó los jornales por la tarde, inspeccionó los trabajos y 'al W de la habitación letra J en dirección del borde de la meseta en cuya parte, al parecer, no se ha rebuscado tanto por los canteros. Recogí restos cerámicos, prehistóricos, ibéricos rojos, terra sigillata, campaniense y un fragmento cerámico de color rosado con pintura negra, pero es tan pequeño que no puede afirmarse si correspondería a una vasija griega o italo-griega.

Se hallaron además dos monedas de cobre bastante mal conservadas; una imperial y otra ibérica que parece de IRIPPO".

En los últimos días de mayo aparece un fondo de sigillata con la marca ATE VI y fragmentos de estuco con decoración de frutas y hojas. Termina consignando:

"Me traslado en este día (30 de mayo) a las excavaciones como la vez anterior gracias a la gasolina que he comprado. ¡Todavía no ha llegado la del Ayuntamiento!".

Fco. Antonio García Romero

Eugenio J. Vega Geán

Centro de Estudios Históricos Jerezanos www.cehj.org

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios