La Príncipes de Asturias inauguran la muestra de Francis Bacon en El Prado

  • La retrospectiva se verá también en la Tate y el Metropolitan

Comentarios 1

Los Príncipes de Asturias inauguraron ayer en el Museo del Prado la gran retrospectiva de Francis Bacon, organizada con motivo del centenario de su nacimiento y compuesta por 78 obras del artista. Al acto acudieron el ministro de Cultura, César Antonio Molina; el director general de Bellas Artes, José Jiménez; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el consejero de Cultura y Turismo de la Comunidad, Santiago Fisas, y numerosas personalidades del mundo del arte y la cultura.

Los Príncipes recorrieron cada una de las salas que alberga esta gran muestra antológica sobre Francis Bacon (1909-1992), la más importante desde su muerte, que ha sido organizada en colaboración con la Tate Britain de Londres y el Metropolitan de Nueva York, a donde viajará tras su cierre en el Prado, el 19 de abril.

El director del Museo del Prado, Miguel Zugaza y la comisaria Manuela Mena acompañaron a los Príncipes en su recorrido con explicaciones y muestras de la técnica de Francis Bacon, considerado uno de los artistas más importantes y originales siglo XX, en cuyas obras hay muestras del desasosiego y la virulencia que atormentaban al artista.

Manuela Mena mostraba a la Princesa de Asturias los detalles de algunos lienzos, mientras el Príncipe conversaba con los prestadores y el director del Museo. El Retrato del Papa Inocencio X y el tríptico Crucifixión junto a los trípticos homenaje a George Dyer o el inspirado por un poema de T.S Elliot fueron algunos de los cuadros que impresionaron a los Príncipes de Asturias, grandes aficionados al arte.

El desasosiego y la virulencia de Francis Bacon (1909-1992) se cuelan en el Museo del Prado en un diálogo con sus grandes maestros dentro de una gran retrospectiva sobre la obra de este artista, estrechamente vinculado a Madrid por su devoción y pasión al Prado y por ser la ciudad en la que murió el 28 de abril de 1992. Bacon, influido por las consecuencias de las guerras en Europa y las zozobras de la Guerra Fría, indagó en los aspectos más escondidos de la naturaleza humana mostrando la belleza y crueldad del ser humano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios