El Recreo de las Cadenas, paso a paso, en la Sala Compañía

  • Ramón Queiro analiza los cambios sufridos por este espacio desde su construcción

Comentarios 2

La Sala Compañía acogió ayer la última cita de las IV Jornadas de Intervención en el Patrimonio de Jerez, de la mano del arquitecto y catedrático de la ETSA de Sevilla Ramón Queiro, que habló de 'El Recreo de las Cadenas. Proceso global de rehabilitación y restauración'. Así, Ramón comentó que El Recreo de las Cadenas "no es sólo un gran edificio que podemos identificar como la implantación en Jerez de la arquitectura europea más avanzada de su tiempo, sino un conjunto exterior a la ciudad, con un palacio principal acompañado de sus correspondientes dependencias de servicio", obra de Julián Pemartín Laborde (1816-1885), en la segunda mitad del siglo XIX, dedicado a su bella esposa Cristina Hernández, con la que se casa en 1866. Así, el arquitecto hizo un repaso por la historia de este espacio y por las reformas sufridas a lo largo de los años. Tras pasar por él varios inquilinos, como Gualterio Buck y el Duque de Abrantes hasta su abandono, en 1975 lo compra el Ministerio de Información para que sea ocupado por las primeras instalaciones de la Escuela Andaluza de Arte Ecuestre. Nace el picadero, se recupera el tapiado del palacio, sus dependencias y jardines, hasta la reciente total reordenación del Recreo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios