El proyecto 'Residencia' y el Ciclo Cajasol, novedades del XXII Festival de Jerez

  • Ana Morales y Eduardo Guerrero llevan su baile a la Real Escuela del Arte Ecuestre y a la Bodega La Constancia de González Byass

La bailaora Ana Morales. La bailaora Ana Morales.

La bailaora Ana Morales. / m. l. lópez

El proyecto 'Residencia. Sin permiso. Canciones para el silencio', a cargo de Ana Morales y el Ciclo Cajasol 'Flamenco en la Bodega' - con Eduardo Guerrero- son algunas novedades de las actividades complementarias del XXII Festival de Jerez, que se celebrará entre el 23 de febrero y el 10 de marzo. A ello se suma el ciclo 'De Peña en Peña', además de un programa pedagógico sobre el flamenco, talleres, cursos y presentaciones. Unas actividades complementarias que cuentan con la colaboración de instituciones y colectivos relacionados con este arte singular.

Por primera vez, el Festival de Jerez acoge la residencia de una artista. En el caso de Ana Morales, se trata de un proyecto en colaboración con el London Flamenco Festival, el Festival Flamenco de Madrid, Tanzhaus Dusseldorf y el Festival de Almería. Esta fórmula de ayuda a la producción o investigación incluye el derecho a utilizar un espacio durante el tiempo que dure la residencia. Como contrapartida, la bailaora mostrará su trabajo tras la finalización de la residencia. Lo que presentará Ana Morales en el XXII Festival de Jerez forma parte de su futuro espectáculo, un fragmento que lleva por título 'Réquiem'. En esta propuesta se adentra en la Andalucía que forma parte de la bailaora antes de que ésta existiese, de los silencios y el dolor, del exilio y de la vuelta a las raíces. Y toda esa memoria se convertirá en baile.

Este trabajo de investigación se presentará el miércoles día 28 de febrero (13 horas) en el Salón '1810' del Museo del Enganche de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre. De esta forma, el certamen incorpora un nuevo espacio vinculado con el mundo del caballo, estableciendo así un necesario lazo de unión entre dos de los principales atractivos culturales y turísticos de la ciudad: el flamenco y el mundo ecuestre.

También ocupa un nuevo espacio el Ciclo Cajasol 'Flamenco en la Bodega', que profundiza en la relación ya establecida con anterioridad entre el certamen y la tradición bodeguera de la ciudad. El bailaor que protagoniza este ciclo es Eduardo Guerrero, con su espectáculo 'Faro'. Será el sábado 3 de marzo (13 horas) en la Bodega La Constancia de González Byass.

La Fundación Cajasol, además de colaborar con el Teatro Villamarta, está realizando un ciclo de espectáculos durante todo el año con una cuidada selección de artistas y compañías. Esta colaboración se extiende al Festival y la Fundación Cajasol ha elegido un programa singular donde, en un espacio de la Bodega González Byass y saboreando un buen vino, el público podrá disfrutar del baile de Eduardo Guerrero. El bailaor gaditano se alzó con el Premio El Público en la pasada edición de la muestra jerezana. Su 'Faro' está pensado para espacios no convencionales y la Bodega La Constancia de González Byass no lo es. Tanto la propuesta de Ana Morales como la de Eduardo Guerrero se pondrán a la venta el próximo martes día 30 de enero con un precio de 20 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios