Sergio Ramírez conquista el primer Premio Cervantes para Nicaragua

  • El jurado destaca la capacidad del autor de 'Margarita, está linda la mar' para reflejar, desde la "altura literaria", la "viveza de la vida cotidiana" y convertir la realidad "en una obra de arte"

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez, fotografiado ayer en su residencia en Managua. El escritor nicaragüense Sergio Ramírez, fotografiado ayer en su residencia en Managua.

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez, fotografiado ayer en su residencia en Managua. / jorge torres / efe

Tras varios años entre los favoritos, Sergio Ramírez fue distinguido ayer con el Premio Cervantes, convirtiéndose en el primer autor de Nicaragua que se alza con el galardón más prestigioso de las letras en español. Toda una guinda para coronar un 2017 en el que, además de cumplir 75 años, el galardonado publicó la novela Ya nadie llora por mí.

Una regla no escrita reparte cada año el Cervantes entre ambos lados del Atlántico, así que esta vez las miradas estaban puestas en Latinoamérica. Y no hubo sorpresas cuando el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, pronunció el nombre del ganador, que la víspera ya había sido apuntado por los medios entre los candidatos con más posibilidades.

El jurado valoró la capacidad del que fuera vicepresidente de Nicaragua (1985-1990) para "aunar en su obra la narración y la poesía y el rigor del observador y el actor", además de "reflejar la viveza de la vida cotidiana convirtiendo la realidad en una obra de arte". Según añade el acta, el autor de Margarita, está linda la mar logra todo ello "con excepcional altura literaria y en pluralidad de géneros, como el cuento, la novela y el columnismo".

En rueda de prensa en Managua, Ramírez dijo sentirse "en estado de gracia" y dedicó el galardón a los escritores nicaragüenses. "Pienso que el Cervantes debe servir como plataforma de lanzamiento de los escritores jóvenes al mercado internacional", señaló. Al valorar la distinción literaria, recibida después de 50 años de carrera literaria, opinó: "Ahora pienso que no me equivoqué cuando a los 14 años publiqué mi primer cuento en el diario La Prensa".

Ramírez dedicó el premio "a mi país, a sus escritores y poetas, porque he vivido con la poesía por dentro", afirmó. "Soy parte de una tierra de poetas y vecino de uno de los grandes, Ernesto Cardenal", quien vive a media cuadra de distancia.

Doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Ramírez es autor de una prolífica obra en la que ha cultivado numerosos géneros, desde cuentos como El reino animal o Perdón y olvido a novelas como Sombras nada más, Mil y una muertes, Sara o la ya mencionada Margarita, está linda la mar, por la que en 1998 recibió el Premio Alfaguara y el Casa de las Américas.

Además, es autor de varios ensayos como Tambor olvidado, sobre la mezcla racial, la biografía de Sandino El muchacho de Niquinohomo o sus memorias Adiós muchachos. Y también se ha adentrado en la temática gastronómica con títulos como Lo que sabe el paladar: diccionario de los alimentos de Nicaragua o A la mesa con Rubén Darío, sobre la faceta gourmet del poeta modernista. El Cervantes, dotado con 125.000 euros, se suma a una larga lista de galardones y honores, entre los que figuran premios a su trayectoria como el José Donoso de Chile o el Carlos Fuentes de México.

Durante muchos años, Ramírez compaginó su pasión por la literatura con su activismo político. Así, en 1977 encabezó el Grupo de los Doce en apoyo al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Tras ocupar diversos cargos antes y después del triunfo de la Revolución Sandinista, en 1985 fue nombrado vicepresidente del Gobierno presidido por Daniel Ortega. En 1996, tras perder las elecciones presidenciales como candidato del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), se retiró de la vida política.

Sin perder el sentido del humor que lo caracteriza, Eduardo Mendoza -ganador del año pasado que ayer formaba parte del jurado- felicitó a Ramírez bromeando con que su reinado "ha terminado". Ahora, como manda la tradición, el nicaragüense, felicitado ayer por sus paisanos Claribel Alegría y Gioconda Belli, recibirá de manos de los reyes el próximo 23 de abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios