Página clásica

Siempre Beethoven…

 LA colección ‘Beethoven for hall’ del sello Decca que protagoniza Daniel Barenboim está conformada, al menos hasta ahora, por tres grandes ciclos del compositor de Bonn: las sinfonías, interpretadas por la Orquesta del West-Eastern Divan; las sonatas para piano y por último los conciertos para piano y orquesta con la Staatskapelle Berlin. 

Esta es la cuarta vez que Barenboim graba la integral de los conciertos para piano de Beethoven: una como pianista, otra como director y dos asumiendo ambas funciones. La primera fue en 1967-68 con la New Philharmonia Orchestra dirigida por Otto Klemperer (EMI), la segunda en 1975 al frente de Orquesta Filarmónica de Londres y Arthur Rubinstein al piano (RCA) y la tercera en 1987 dirigiendo desde el piano a la Filarmónica de Berlín (EMI). Existen, asimismo, versiones aisladas, incluyendo en este apartado la transcripción para piano del concierto de violín.

Hoy nos ocupamos en este artículo de la cuarta y última versión, grabada en la ciudad alemana de Bochum, en el Festival de Piano de Ruhr, entre el 21 y el 23 de mayo de 2007 y publicada hace varios años por Medici Arts en formato DVD y Blu-ray, cuyas tomas sonoras edita ahora el sello Decca dentro de esta colección.

Pienso que no se debe ser rotundo y afirmar que esta es la mejor y definitiva versión de los conciertos para piano de Beethoven registrada por Barenboim, entre otras razones porque no se tendría en cuenta la evolución lógica que se ha desarrollado en el transcurso de la carrera de un artista de su talla; aparte de que, para ser ecuánimes, la comparación solo sería posible con su versión anterior (1987) dado que las anteriores estuvieron, lógicamente, condicionada por la interpretación de sus partenaires.

Partiendo de este argumento y dando por sentado que se conocen las versiones mencionadas, se pueden sacar varias conclusiones. La primera, que Barenboim es uno de los mejores intérpretes de la obra de Beethoven; como deja de manifiesto no solo con los conciertos para pianos sino con las sinfonías, con sus integrales de sonatas para piano y demás música de cámara. Segunda, desde el principio sus interpretaciones han estado cargadas de la profundidad y trascendencia necesarias para ganarse un puesto significativo en la discografía de este repertorio. Tercero, sus nuevas versiones nunca han nublado la calidad de las anteriores, más bien se han ido complementando; ello indica que la madurez intelectual del interprete estaba bien cimentada desde su primera integral. 

Sin embargo, hay algo que singulariza a esta última versión: se trata de grabaciones en vivo, plenas de espontaneidad y marcadas por la templanza que dan los años, virtudes que ha inculcado a su ‘escuela’ pues si algo ha caracterizado al Barenboim de estas últimas décadas ha sido su aportación al desarrollo de jóvenes músicos, contribución que le ha servido para enriquecer su enfoque y demostrar, una vez más, lo importante que es recrear la música de los grandes compositores con imaginación y arrojo. 

Ineludible…

Beethoven for hall. Los conciertos para piano y orquesta. Staatskapelle Berlin. Daniel Barenboim, piano y dirección. Decca - Ref.: 478 3515 – 3 CD’s

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios