"Siempre he sido consciente de lo grande que es el flamenco"

  • Carmen Linares y Velázquez-Gaztelu cierran con lleno el ciclo Presencias Flamencas de la UCA

 La ‘Dama del flamenco’, como muchos la califican, cerró ayer junto al escritor José María Velázquez-Gaztelu el ciclo Presencias Flamencas, que una semana más contó con un lleno absoluto en el salón de grados del Campus de la Asunción. 

Ambos forjaron un diálogo interesantísimo en el que fueron desgranando paso a paso la carrera de la cantaora jiennense, desde sus primeros pasos, cuando fue contratada “por el maestro Fosforito, que a mí me encantaba”, hasta llegar a la más rabiosa actualidad, en la que prepara un montaje especial con Tino di Geraldo, Carles Benavent y Jorge Pardo. 

Anécdotas como la elección de su nombre artístico, “que me lo puso Juan Valderrama. Estábamos en Madrid y me preguntó cómo me llamaba, pero cuando le dije Carmen Pacheco me dijo que no iba a vender. Me preguntó, ¿tú de dónde eres? Y le dije, de Linares. Pues ya está, te llamarás Carmen Linares”, relató.

La veterana artista resaltó el papel de la radio en sus inicios y recordó con nostalgia aquellos tiempos en Madrid, “donde estaban todos los mejores, Sordera, Terremoto, Camarón, La Perla....”. No obstante, destacó la aportación que en su trayectoria tuvo Pepe de la Matrona: “Me enseñó a ser honesta y fue mi maestro en el cante”.

Velázquez-Gaztelu habló de su discografía, “extensa e intensa”, deteniéndose en sus adaptaciones de poemas de autor. “Defiendo la ortodoxia, pero cuando uno conoce la raíz es bonito indagar en esos poemas, darles una forma musical enriquece del cante”, dijo Carmen. 

Por último, defendió el flamenco como música, criticó el comportamiento de algunos artistas, “que no ayudan nada a este arte”, y ahondó en obras como Remembranzas o su Antología de la mujer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios