Sueños de un ornitólogo en Madrid

  • El fotógrafo jerezano Juan del Junco muestra en la madrileña Galería Magda Bellotti, dentro del Festival PhotoEspaña, una exposición "autobiográfica" a través de obras que son sus "cuadernos de campo"

"Este águila no es una verdadera águila y en si misma constituye una única familia". Con esta frase comienza la descripción del águila pescadora (Pandion Haliaetus) en la guía de las rapaces ibéricas (ICONA, 1976), sin lugar a dudas "el libro de cabecera" de la infancia del fotógrafo jerezano Juan del Junco, uno de los 259 artistas participantes en la nueva edición del Festival PhotoEspaña, que durará hasta el 26 de julio, y que tiene como sedes Madrid, Cuenca y Lisboa. Su obra, 'El Sueño del Ornitólogo III: Cuaderno de Campo', podrá verse en la madrileña Galería Magda Bellotti hasta el próximo 25 de julio.

Cuenta del Junco que años más tarde "la propia águila pescadora formaría parte fundamental de una de mis obras. Hace muy poco esa frase, como en una revelación, tomó un nuevo sentido. Mi trabajo ha ido derivando claramente hacia un interés por el mundo científico y natural a pasos agigantados, casi obsesivos, esta deriva procede entre otras cosas por la presencia de otra constante en mi trabajo: la referencia autobiográfica". Este interés por el mundo animal y natural viene a actuar como marco de referencia simbólica, siempre en contraste o en relación con el comportamiento y la subjetividad humana, y es en sus últimas series donde más explícitamente se hace visible.

En el sueño del ornitólogo, se ha creado un inmenso archivo de imágenes referentes a la avifauna ibérica, realizando un registro tremendamente sistemático y exhaustivo en la Estación Biológica de Doñana, fotografiando las pieles de las colecciones de aves que se guardan celosamente en dicha institución. En las dos primeras fases del proyecto: 'El sueño del ornitólogo' y 'El sueño del ornitólogo II (del Phylloscopus sibilatrix a la Oxyura jamaicensis)', se mostraron las imágenes según un criterio jamás permitido por la ciencia: la carga emocional, la referencia autobiográfica o estética. En esta última fase, la idea va más allá en cuanto al punto de partida, ya que cada obra se inicia a partir una experiencia real en el campo.

"La experiencia científica en este caso se revela en la obra como un conjunto de símbolos referentes a mi propia trama vital. Si bien la ciencia se comporta unívoca, firme y taxativa en cuanto a sus postulados, la praxis de lo científico en manos del artista conlleva la no claudicación ante aquellos postulados y la resistencia a dejar de lado la experiencia de lo subjetivo, afectivo y referencial a la propia experiencia", comenta el autor.

Como contrapunto al afán clasificatorio anterior, Del Junco decide introducir nuevos registros como nidos de cigüeñas en unas chumberas que conocía desde muy pequeño, "que abren el trabajo hacia otras significaciones: el propio lenguaje fotográfico como documento de lo hallado y la idea de que dichas imágenes se prestarían a la metáfora al ser un hábitat natural que se mueve entre la idea del refugio, como una guarida resguardada por las púas defensivas de la planta".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios