'The Dubliners' inicia gira en Jerez

  • El mítico grupo irlandés arranca en el Villamarta su periplo por todo el territorio nacional · Su música, un claro homenaje a su país, supone un 'folk' de referencia · Llevan cinco décadas sobre el escenario

El grupo 'The Dubliners' empieza hoy en el Teatro Villamarta una gira nacional que les llevará por los principales escenarios de España. Son ya cinco décadas de carrera subidos a los escenarios de todo el mundo, llevando una música cargada de canciones con claras referencias al país del trébol. Su folk es tan peculiar que se ha convertido en toda una referencia para los aficionados a este estilo. Como ha señalado John Sheahan, uno de sus miembros del grupo, "la música es la sangre que nos hace vivir". Y parece que mientras las fuerzas aguanten seguirán su ruta de conciertos.

'The Dubliners' se ha convertido, y no sólo por el paso de los años sino por la autenticidad de su estilo, en un emblema nacional, en un sello que retrata a sus gentes y paisajes de las verdes praderas de Irlanda. John Sheahan -violín, mandolina y guitarra, entre otros instrumentos- argumenta ese vínculo con la tierra que los vio nacer de esta manera: "La música folk es, por su naturaleza, la música de la gente de la calle. Es un reflejo del espíritu de nuestro país, de nuestra historia y de nuestro pueblo".

En sus canciones, no pasa por desapercibido ningún tema. Van desde los vagabundos a las tabernas, pasando por el whisky, los marineros, las chicas bonitas y los patriotas irlandeses del siglo XIX. Todo ello sin olvidar la intensidad melódica que caracteriza a la música celta. Así las cosas, las canciones se presentan ante el espectador como historias completas, de manera que parece que "se cuentan en lugar de cantarlas".

El secreto de tanta longevidad artísticamente hablando parece que reside en el espíritu de sus componentes. "Es tan fácil como saber disfrutar de la música y del bullicio que se produce en las actuaciones en directo", confiesa Sheahan. Desde que se hicieran famosos con la canción titulada 'Seven Drunken Nights' ('Siete noches de cogorza'), allá por los años 60, el folk ha sufrido un proceso de evolución constante. Fruto de ellos es su fusión con el pop y el rock, pero 'The Dubliners' siempre ha conseguido contar con el respaldo del público sin olvidar sus orígenes.

Sus comienzos tuvieron lugar en el pub 0'Donoghue's de Dublín en 1962. Escogieron su nombre en honor al libro del célebre escritor James Joyce, Dublineses, y aparecieron en el citado garito con ganas de tocar y pasar un rato. Desde ese entonces no han parado de realizar giras internacionales. No sólo han resistido, sino que incluso han allanado el camino a docenas de bandas de Irlanda y Escocia como los Chieftains, los Pogues, U2 y otros muchos. A esta influencia se suma el hecho de que el número de artistas que cita a 'The Dubliners' como uno de sus ídolos es extenso, tanta admiración han despertado. A lo largo de todos estos años, han llevado la música folk a millones de personas de todo el mundo, incluso a gente que nunca se habría interesado por ella.

En el Villamarta -dentro del ciclo Músicas de Hoy- podrá verse, por tanto, una formación mítica compuesta por Barney McKenna (banjo tenor, mandolina y voces), el mencionado John Sheahn (violín, Tin Whistle, mandolina y guitarra), Sean Cannon (voz solista y guitarra), Eamonn Campbell (guitarra, banjo y mandolina) y, finalmente, Patsy Watchorn (voz solista y banjo). El coliseo jerezano será el punto de partida de una gira nacional en la que volverán a sonar sus canciones con típico sabor irlandés.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios