CINE

Tiros salidos del ordenador

  • 'Max Payne' es un nuevo videjouego adaptado al cine que retoma al implacable policía neoyorquino que se venga del asesinato de su familia frente al hampa

Un nuevo videojuego llega al cine. Se trata de la adaptación a la gran pantalla -en la pequeña del ordenador ya llevaba tiempo- de Max Payne. Este juego apareció en 2001 y fue un gran éxito de ventas, teniendo dos años después su correspondiente secuela. Claro que aquí hay un sistema de relaciones mutuas. El juego bebía mucho del cine, con una historia de venganza sacada de los mejores thriller policiales, con muchos ecos de la magistral Los sobornados de Fritz Lang. Max Payne es un policía de Nueva York cuya familia es asesinada por los narcotraficantes a los que investiga. Así que se venga de ellos en una persecución implacable con los consabidos niveles de dificultad. El juego es lo que se llama en el argot un "Shooter", un entorno donde el protagonista ha de abrirse paso a tiros y desembarazarse de peligrosos enemigos a base de puntería y habilidad.

Claro que Max Payne se diferenciaba de otros juegos de su clase en algunas cosas. En medio de la acción había partes dialogadas que hacían avanzar la trama, más cuidada que en otras ocasiones. Y fue el primer juego de ordenador en usar la posibilidad de ralentizar la acción en un cinematográfico efecto de cámara lenta. Con estos antecedentes, no era extraño que el cine pronto se fijase en él, aunque su historia de policía vengativo sonaba ya algo vista. No en vano la industria cinematográfica y las de los videojuegos lideran las preferencias de ocio de los actuales urbanitas, aunque con ventaja para estos últimos, que van ganando espacio en las grandes superficies a costa de los CD de música y los DVD.

Ha sido John Moore el encargado de llevar a imágenes de celuloide las imágenes infográficas. Conocido por su nueva versión del clásico del terror La profecía y por Tras la línea enemiga contó con el guión de un novato recién licenciado en la universidad, Beau Thorne, quien se encargó de intentar la cuadratura del círculo de siempre, ofrecer algo distinto al juego pero respetando su esencia y sobre todo no irritando a su legión de seguidores. Los responsables del film aumentaron el siniestro mundo al que se enfrenta Max Payne en su venganza abriéndolo a lo sobrenatural. Uno de los atractivos del film es que usa una nueva cámara, la Phantom. Un trasto digital capaz de grabar mil fotogramas por segundo. Cuando eso se proyecta a la velocidad normal de 24, el efecto de lentitud es asombroso. Así es como se imita la famosa cámara lenta del juego original. El cada vez más afianzado Mark Walhberg da vida al sombrío protagonista con una nueva estrella, la rusa Mila Kunis. Beau Bridges y Chris O'Donnell, junto con Olga Kurylenko, a la que pronto veremos como chica Bond, completan el reparto.

Max Payne es un policía de Nueva York que siempre ha ido por libre en su trato con las normas del cuerpo. Esto se acentúa cuando su familia muere a manos de los narcotraficantes que está investigando. Tras esto, Payne empieza una persecución implacable a la vez que sus propios compañeros le persiguen asustados de sus métodos. Ello lleva al implacable vengador a entrar en un peligroso mundo criminal que tendrá una insólita deriva a lo sobrenatural. Le ayuda una criminal rusa, que busca a la misma gente que Payne para lavar a su vez la muerte de su hermana. Una trama que promete muchos tiros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios