"Tocar en un escenario es adictivo"

  • El grupo de rock jerezano, que lidera el bajista de 'Los Delinqüentes', comienza una meteórica carrera tras su exitosa puesta de largo en su ciudad natal con la presentación de su primer disco 'Whisky & Soda'

Comentarios 5

-Dicen que su concierto de presentación del primer disco, 'Whisky & Soda', en la Sala Paúl semanas atrás, fue un regreso auténtico a la buena música de los setenta.

-Miguel: bueno, somos del 74, hemos vivido y crecido escuchando bandas legendarias de rock. Como todos, imitamos y luego, creamos, ofrecemos nuestro sello, nuestro estilo. Nuestro trabajo, al igual que nuestro directo, se distingue antes por la interpretación, por la manera de exponer los sentimientos del rock más tradicional que por la innovación en el sonido. Podemos presumir de que hacemos una música limpia, en la que todos nos escuchamos, bajo formas tradicionales, del rock de los setenta.

-¿Y es fácil llevar esto a escena en Jerez o en Andalucía?

-M.: salvando las distancias estamos en un plano parecido al flamenco, cercanos a la soleá, en el sentido de la interpretación. De hecho consideramos que el flamenco y el blues tienen mucho en común. La interpretación y el estilo es la base en la que expresamos los temas tradicionales del rock como son la vanidad, el desengaño o la frustración, la lucha anti-sistema y el amor.

Dani: nuestro directo es ambicioso, es intenso, una manera de expresar lo que llevamos dentro y lo que nos ha llevado a la música. Nuestro lenguaje es el rock, y no hacemos dos interpretaciones iguales. Los que vinieron al concierto y vengan al próximo lo podrán comprobar.

-¿Cómo nació el grupo?

-D.: pues comenzamos David, el batería, y yo. Teníamos la música de unos temas rockeros y nos faltaba alguien que les pusiera letra y los cantara en condiciones, y ahí es donde entra Miguel Carabante, el Joe Cocker de Jerez que estamos deseando que la gente pueda disfrutar del show que monta y dar conciertos por toda España para demostrarlo. Luego también se han incorporado Juan Carlos Barrera, Ernesto Marín y Miguel Olmedo. Gente con mucha experiencia y muchas tablas. Un seguro a todo riesgo de que somos una máquina en vivo.

-Y se lo montan todo por su cuenta...

-D.: pues sí. Como mandan los tiempos. En Madrid las discográficas ya no hacen caso a nadie y hemos optado por montarlo todo por nuestra cuenta. Tenemos experiencia y muchas ganas de hacer un buen disco de rock and roll, y ésta era la mejor manera de hacerlo.

M.: de todos modos, la inversión no es sólo económica. También es espiritual, de tiempo, de esperanza y hasta sanguínea. Simplemente por mantener una pasión: tocar delante del público, algo que engancha.

-Experiencia no falta ya que vienen todos de otras bandas.

-D.: pues sí, y con la ilusión como el primer día. Yo vengo de un entorno como 'Los Delinqüentes', un grupo que funciona muy bien, una gran empresa, una gran familia, y les estoy muy agradecido… Pero cuando ves esto, con esta ilusión, sin historias de cachés y dinero de por medio, puedes ilusionarte de otra manera muy especial al empezar otra vez de cero. A pesar de las dificultades que ello conlleva.

-¿Por qué el nombre de 'Smiling Bulldogs'?

-D.: pues un día ensayando le dije a la banda que Diego Pozo de 'Los Delinqüentes' comentó que nos deberíamos llamar 'Bulldogs'. Nos gustó la idea, y Miguel le añadió lo de 'Smiling'.

M.: 'Los Beatles' tienen una canción que nos gusta mucho, 'Hey Bulldog'. Nos suena bien, la canción de 'Los Beatles' y nuestro nombre.

-Y tras el éxito en su tierra, ¿qué viene ahora?

-D.: pues aprovechar el impacto de esta gran presentación para comenzar a conseguir conciertos con un caché que cubra nuestros gastos y poder comenzar a movernos y a tocar por todos los garitos y salas de España. Los empresarios que programan conciertos en Cádiz y alrededores ya se han dado cuenta de que los 'Smiling Bulldogs' son una alternativa seria y contundente, que mueve a un público y en la que merece la pena apostar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios