JESÚS CIFUENTES. VOCALISTA DEL GRuPO CELTAS CORTOS

"Tocar en pubs es volver a nuestro origen, puramente tabernero"

  • El grupo presenta este sábado en la sala O'Donaghue's su nuevo disco, 'Contratiempos' El concierto, organizado por OfficialIrishpubs, colgó hace días el letrero de agotado

-¿Cómo llega Celtas Cortos esta noche a Jerez?

-Con muchas ganas. Esta mini gira en acústico que estamos haciendo en pubs irlandeses la iniciamos la semana pasada en Madrid y fue fantástico, así que estamos deseando repetir. La sala se quedó enormemente pequeña. Hemos preparado una especie de set en acústico con un repertorio especial en un formato que la gente no está acostumbrada y con el que se respira una energía especial.

-Es un salto cambiar los grandes estadios por pubs, ¿qué lleva a esa decisión?

-De alguna manera lo que pretendemos es la cercanía con el público y, sobre todo, que se lo pasen bien. Aquí no hay trampa ni cartón, volvemos a nuestros orígenes, donde éramos puramente tabernario. Hemos tocado en mil millones y medio de bares, de soportales, en el metro... ¡En lugares inverosímiles! Creo que las distancias cortas nos van bien, y eso promueve otro tipo de comunicación.

-Se ha llegado a un punto donde los artistas comen básicamente de los conciertos en directo, ¿cómo se vive esta tendencia desde dentro?

-Es mucho peor, las dificultades nunca son bienvenidas, sobre todo cuando tienen un origen que es de difícil catalogación. El hecho de que nos ganemos el pan en el ejercicio de la profesión sí está bien, lo que ocurre es que ha habido un cambio de un tiempo a esta parte en la industria, el desarrollo de las discográficas y la radiofórmula. Ha cambiado el mapa musical de una forma absoluta. Yo lo considero un handicap porque entramos en una competencia desleal, las radios hoy día no incluyen grupos nacionales y en su mayoría es música melódica.

-Suena a que la radiofórmula es uno de los grandes contratiempos para Celtas Cortos.

-Así está siendo, ya que nos falta la oportunidad de hacernos un poco más visibles y tener un espacio. Aunque tampoco pasa nada, estamos acostumbrados y de vuelta, lo que importa es el trabajo y como decía mi padre, que lo que nos quede sea la satisfacción de haberlo hecho bien.

-Una satisfacción será llenar conciertos con la que está cayendo económicamente.

-Eso desde luego te sube la autoestima. La gente que se anime tendrá la ocasión de asomarse a una ventana inusual para ver un repaso de nuestra disociaría y lo último que hemos sacado.

-¿Qué supone este trabajo para un grupo que va a cumplir 30 años sobre los escenarios?

-Este disco toma el pulso de los tiempos que corren y es explicado por el tamiz de Celtas Cortos, que tiene su manera especial de contar y musicalizar sus cosas. La novedad es que hemos contado con la banda Sinfónica de Madrid en cuatro temas, lo que supone un nuevo formato en la gira. Es una experiencia bastante apabullante subirte a un escenario con 70 o 90 músicos.

-Ahora se habla mucho de la crisis musical, ¿pero la industria ha estado bien alguna vez?

-Es verdad, siempre ha sido una coletilla lo de que la música estaba mal. Nuestro primer disco salió en el 89 y antes ya llevábamos varios años tocando. Hablamos de la época del vinilo y a pesar de que no era un producto barato era algo que no se podía copiar. Se vendían fácilmente 300.000 discos, se saboreaba la música de otra manera. Recuerdo que debido al precio, te comprabas uno al mes y lo escuchabas con un calor y una pasión que ahora no se ve porque la inmediatez de tener discos y canciones a golpe de click, y encima gratis, no genera esa relación, ese vínculo. La plataforma era la lógica y las compañías se estaban subiendo a la parra. Había prácticamente un monopolio que no vio lo que estaba fraguando en la era digital, han decidido permanecer en su balance de resultados con unos beneficios y ahí se ha generado un cataclismo. La sociedad de autores (SGAE) es un sitio muy prostituido de cara a la gente y a la gestión, nos han jodido por todos los lados.

-¿Eso ha influido a la hora de componer canciones?

-Cuando te pones a componer no estás pensando en un formato, buscas, trabajas y disfrutas del momento. Lo siguiente es compartirlo, no es un pensamiento que tengas a la hora de crear, solo quieres que tu idea llegue a la gente posible. No estoy en contra de lo que está sucediendo, porque no tiene vuelta atrás y yo mismo soy practicante de la era digital, pero se ha vuelto tan extremo que se llega a un desencuentro entre los medios y los modos y maneras.

-Cumplen 30 años en 2016, ¿hay algo pensado para celebrarlo?

-¡Espérate a que llegue el momento! Ahora lo que queremos es salir con bien de la gira que se avecina, intentar abrir ese hueco, esforzándonos por hacerlo lo más amplio posible. No sería objetivo, pero he de decir que este trabajo parte de nuestra idiosincracia, otro álbum de fotos. Es un disco que es una vuelta de tuerca. Ahí esta nuestra ambición, intentar hacerlo lo mejor posible.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios