Toda la verdad sobre los ajuares

  • El catedrático de la UCA Juan Abellán presenta un libro sobre la decoración y mobiliario de las casas jerezanas en la época de Isabel I de Castilla, origen de muchos de los objetos que se siguen usando hoy

Comentarios 1

Póngalo usted de hilo, algodón, de cuadros o un simple hule. Coloque los cubiertos, los vasos, disponga los platos, hondos y llanos. No escatime en la cesta del pan. Un gesto tan sencillo y automático como poner la mesa no es nuevo. La esencia de este acto ahora y en la Edad Media es la misma, aunque los materiales, los alimentos y las maneras hayan variado a lo largo de los siglos. Lo sabe Juan Abellán y lo cuenta bien en su libro 'El ajuar de las viviendas jerezanas en época de Isabel I de Castilla (1474-1504)'. Un estudio y análisis de los objetos existentes en las casas de la ciudad en aquella época, que ayer fue presentado en la sala Julián Cuadra del Museo Arqueológico, acto en el que estuvo presente la delegada de Cultura y Fiestas, Dolores Barroso, y el director del Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz, Gonzalo Butrón.

Miles y miles de datos, 25 años de recopilación de fuentes como el Archivo Municipal, las actas capitulares y de dotes y especialmente, los inventarios post mórtem. Cuando una persona fallecía, su casa se cerraba y la familia tan sólo podía regresar con un escribano, que tomaba nota de todo el contenido de la vivienda y hacía una valoración. Datos que Abellán ha agrupado y de los que principalmente ha surgido esta obra, en la que se habla de la calefacción de la época, la iluminación, los muebles, la ropa de cama, los textiles... "La alimentación a lo largo de los siglos ha ido determinando los cambios de objetos en cada época. Entonces se comía mucha carne y pescado, así que era normal que en las casas hubiera incluso varios asadores o parrillas, algo que ahora se ha puesto de moda", apunta Abellán, que asegura que muchos de los elementos "se han mantenido a lo largo de los tiempos, como la artesa, para amasar pan. Hay tradiciones que tienen un arranque antiguo". "La esencia del ajuar, las mesas, las sillas, los armarios, las alfombras, los platos..., es casi la misma que ahora. No nos equivoquemos, las casas entonces estaban muy amuebladas", apostilla.

Catedrático de Historia Medieval en la Universidad de Cádiz, Juan Abellán "es un reputado especialista en su disciplina a nivel nacional e internacional que ha trabajado mucho en la ciudad y cuyo libro es una revisión del estado de la cuestión sobre el Jerez bajomedieval", asegura Barroso. En las dos últimas décadas, Abellán ha publicado numerosos trabajos de investigación sobre Jerez, destacando 'Relaciones castellano-nazaríes. En los inicios del reinado de Enrique IV' y 'La industria textil en Jerez de la Frontera de finales del siglo XIV a mediados del siglo XV'. Entre sus estudios destaca también el que realizó sobre el Concejo de la ciudad en la primera mitad del siglo XV.

Abellán subraya que los jerezanos "se deben sentir muy orgullosos de la historia de Jerez, ellos son los eslabones de su propia historia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios