'Tomate', cogido en Montoro ya se recupera en su domicilio

  • Ayer recibió el alta hospitalaria en el Reina Sofía de Córdoba, a la vista de la favorable evolución de sus lesiones

El banderillero jerezano Tomás Loreto Junquera "Tomate de Jerez", herido grave tras resultar cogido en la tarde del domingo en la plaza cordobesa de Montoro, ya se encuentra en su domicilio, restableciéndose favorablemente, de las heridas sufridas.

Loreto, un torero muy querido por los profesionales y aficionados de la zona, resultó cogido de gravedad al salir de un par de banderillas el domingo en la plaza de Montoro, con una cornada en la parte superior del muslo izquierdo, y su pronóstico es grave.

Era el segundo festejo de la feria y toreaban Ponce, Finito de Córdoba y David Valiente, en cuya cuadrilla figuraba el torero jerezano. Los toros eran de Jaralta, y la terna y el mayoral salieron a hombros al término de la corrida, en la que se indultó al cuarto toro de la suelta.

Tomás Loreto fue cogido por el tercero de la tarde y, de acuerdo con el parte médico del doctor Eliseo Morán Gómez sufre "cornada en la parte superior del muslo izquierdo, de 10 centímetros de extensión y 15 de profundidad, dos trayectorias, rozando la vena safena al nivel del callado, contundiendo y destrozando con grandes desgarros la aponeurosis y músculos del recto anterior. Pronóstico grave".

El torero fue trasladado al hospital Reina Sofía de Córdoba donde pasó la noche muy tranquilo "no he tenido ni dolores ni fiebre -explicaba a este diario Loreto- y he pasado la noche durmiendo, con muy pocas molestias".

Esta favorable evolución sin duda ha sido determinante para que el doctor Morán le prescribiera ayer el alta hospitalaria, siendo trasladado el torero a su domicilio de Jerez para continuar su recuperación entre los suyos.

Loreto conserva su buen ánimo de siempre "me encuentro muy bien, hasta sorprendido de lo pronto que me veo en mi casa con los míos, e incluso he apoyado hoy la pierna, aunque sin prisas, que tengo todo el invierno para recuperarme".

El torero, que recibía su bautismo de sangre en la plaza cordobesa tras una fecunda carrera profesional, visitará hoy a los doctores Mendoza y Franco, a quienes Eliseo Morán ha remitido todos los antecedentes de sus lesiones: "me encuentro muy bien, las heridas están supurando por los drenajes y me siento muy arropado porque todo el mundo del toro me ha estado llamando y les doy las gracias a todos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios