Unicaja publica un libro en el que repasa sus 125 años de historia

  • El texto analiza la trayectoria de la entidad en el escenario de la economía andaluza

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, presentó ayer en Málaga el libro Unicaja 125 años, 1884-2009, en el que se recoge la trayectoria de la Caja a lo largo de sus 125 años de existencia. Medel señaló a los periodistas que se trata de un acto "muy importante" para entidad, que celebra a lo largo de 2009 los 125 años ininterrumpidos de existencia de la entidad desde su constitución .

"Cuando programamos las actividades para este año, lo primero que quisimos fue hacer un libro que reflejara la historia y trayectoria de Unicaja y de las distintas Cajas que le dieron origen a través de esos 125 años", apostilló el responsable de la caja malagueña.

El libro conmemora el nacimiento hace 125 años de la que fuera Caja de Ahorros de Cádiz en 1884, la más antigua de las entidades que dieron lugar a Unicaja, así como el veinte aniversario de la firma de protocolo de fusión de las cinco Cajas de Ahorros que formarían Unicaja.

Unicaja 125 años, 1884-2009 "huye del peligro de tratar una historia teñida de rosa en comparación con la realidad", afirmó Medel, que explicó que este acto supone "un repaso a un álbum familiar o a una saga de la familia". El texto analiza en sus 457 páginas la historia del origen de Unicaja, la trayectoria de la institución y el crecimiento económico de España en los siglos XIX y XX, ofreciendo además reflexiones de cara a los retos a los que se enfrenta la economía andaluza.

"En este libro se comprueba que no hay nada nuevo bajo el sol y que las crisis económicas y financieras siempre han existido", indicó Medel, que precisó que, entre otros aspectos, el libro expone "lo que provocó que en Andalucía no se consolidaran importantes movimientos económicos y empresariales como en otras comunidades fue la carencia de un sistema financiero andaluz con suficiente músculo para apoyar esas actividades económicas".

El historiador y miembro del grupo de Estudios de Historia Actual de la UCA, David Molina Rabadán, se encarga del capítulo dedicado a la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Cádiz, una entidad que nació a finales del XIX, en "un contexto de crisis y lucha por la recuperación" y cuyo espíritu estaba marcado por un fuerte talante social.

Así, durante sus 107 años de existencia, la Caja gaditana se volcaría en el fomento y promoción de nuevas industrias para la ciudad y en la mejoras de las condiciones de vida de gran parte de la población: entre otros asuntos -según apunta Molina Rabadán en su texto- luchó contra una epidemia de cólera, impulsó la construcción de viviendas y fomentó medidas educativas y de conservación del patrimonio cultural.

Como Monte de Piedad, la institución gaditana hacía préstamos con la garantía de alhajas, prendas de vestir y efectos personales a bajos tipos de interés, mientras que, como Caja de Ahorros, permitía a los colectivos más modestos depositar sus fondos. Y entre ellos, "podían encontrarse personas de ambos sexos y de cualquier edad".

Entre las curiosidades que presenta el capítulo dedicado a la entidad gaditana, se encuentran las malas prácticas que se dieron en la Caja de Ahorros a finales del XIX -y que incluían lotes o tasas falsas- o una de las primeras libretas de imposiciones de la Caja de Ahorros, de Federico Joly a Carlota Joly y Díez de la Lama.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios