Vega y la ilusión por triunfar el domingo en El Puerto

  • El diestro de la comarca vuelve a la Plaza Real después de varios años de ausencia, un coso en el que debutó en 2003 y donde cortó una oreja a un toro de Martelilla

El matador de toros Salvador Vega vuelve a la plaza de toros de El Puerto después de varias temporadas sin hacer el paseíllo en una de las plazas más especiales para el diestro afincando en el Campo de Gibraltar.

A sus veinticinco años y siete temporadas como matador de toros, Vega vive un momento de madurez como torero, cuenta con la ilusión y la seguridad para reinvindicarse como un matador de toros que tiene mucho que demostrar todavía, algo que espera hacer en El Puerto el domingo. " Tengo ganas de volver y reencontrarme con una plaza a la que le tengo un cariño especial, con una afición sensible y entendida y a la que quiero hace disfrutar si me sale un toro que me deje estar a gusto. Creo que tengo algo pendiente con esta plaza y su afición. El domingo puede ser una oportunidad muy bonita para triunfar y demostrar el momento profesional en el que me encuentro", apuntó.

Han pasado seis años desde que Vega debutó como matador de toros en la Plaza Real en 2003, un año en el que también triunfó en la Feria de Jerez, una plaza que comparte afición con la Plaza Real. "Fue un año muy bonito, tomé la alternativa en febrero en Nimes y luego vinieron tardes importantes como la de Jerez donde corté cuatro orejas. Luego llegó mi presentación en El Puerto con una corrida de Martelilla, el mismo hierro del domingo. Recuerdo que fue una tarde importante, corté una oreja que pudieron ser dos si no llego a fallar con la espada. Volví en agosto para hacer el paseíllo en mi segunda tarde de la temporada en este coso, también corté una oreja a un toro del Marqués de Domecq. Además, he tenido la fortuna de torear tres tardes en esta plaza en el verano de 2004. Eso no ocurre todas las temporada, es algo de lo que me siento orgulloso", aseguró.

La tarde del domingo es importante para este torero que tiene la oportunidad de dar un toque de atención relevante en la temporada. "Es importante puntuar en una plaza de esta categoría, sobre todo un triunfo me vendría muy bien. Por un lado, porque sería un reencuentro feliz con la afición de esta plaza y por otro porque es un momento para dejar claro que quiero volver al sitio de temporadas anteriores. Y eso sólo se supera con ambición por querer conseguir metas de hacer cosas importantes y teniendo seguridad en ti mismo. Algo que todavía no he perdido", matizó el diestro.

La temporada del 2009 ha tenido momentos en los que se ha reivindicado como un torero que todavía tiene mucho que decir con faenas importantes como la de Mont de Marsan. "Comencé en Valencia donde cuajé una buena faena a un toro de Peñajara. Luego vino Sevilla donde las cosas no salieron. He tenido tardes buenas como la de Marbella y la de Mont de Marsan, ahí si me encontré muy a gusto con un toro de Samuel Flores que tuvo dulzura y al que le pude cortar la oreja. La pena fue que tardó en morir y todo se enfrió. Soy consciente de que las cosas no están saliendo como uno espera pero vienen así y hay que aceptarlas. Sé que pronto voy a salir de esta situación, el toreo es todo en mi vida y es lo que me hace feliz", concluyó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios