Lectores sin remedio por José López Romero y Ramón Clavijo Provencio.

Viejos héroes

PASEABA uno de estos días atrás por la Alameda Cristina, deteniéndome en ocasiones para hojear los libros que se exponían, como todos los años por estas fechas, en la Feria del libro Antiguo y de Ocasión, cuando me llamó especialmente la atención una caseta donde se mostraban viejas colecciones de tebeos infantiles. Y así, casi sin darme cuenta, me vi buscando entre los montones de cuadernillos y las columnas de libros a aquellos héroes de antaño y que hoy aparecen destronados del privilegiado lugar que alguna vez ocuparon. Y es que en ese imaginario que representa el mundo de los héroes infantiles, no siempre sus protagonistas fueron los mismos. Hoy los héroes infantiles no son aquellos fruto de la imaginación de escritores como Julio Verne, Stevenson, Burroughs o Dikens, sino más bien parece que su éxito o fracaso dependiera de la fuerza de los actuales medios de comunicación de masas ligados a las nuevas tecnologías. Los héroes infantiles de hoy, si bien tienen en la mayoría de los casos un origen común en el mundo del comic, a diferencia de los de antaño los niños solo los empiezan a descubrir una vez que estos han saltado de los cuadernillos de papel al cine, la televisión, los videojuegos o Internet. Ejemplo de todo esto que comentamos serían los personajes de la factoría Marvel como Batman o, Spiderman, o los héroes japoneses del manga… Aunque también hay excepciones, como es el caso del personaje creado por J.K. Rowling, Harry Potter, cuyo origen está, como antes, en los libros. Pero como decíamos, nuestros abuelos tenían otros héroes en una época en la que la tecnología aplicada a los medios de comunicación no tenía el papel relevante del que goza hoy día. Era una época donde los héroes y heroínas llegaban principalmente a través de los libros o los "tebeos" antecedentes de los comics actuales. Aquellos héroes y heroínas podemos recordarlos ahora a través de algunas colecciones de libros antiguos, como las que la Feria del Libro Antiguo desplegó ante nosotros hasta hace pocos días. Libros que nos hablan de las aventuras de Sandokán en el Índico y las selvas de Sumatra; Tarzán, el niño abandonado en una selva africana, tras un accidente de aviación y que protagonizará aventuras increíbles con sus aliados los animales; o el pequeño Guillermo Brown, el travieso niño inglés que no terminaba de salir de un problema cuando ya se había metido en otro embrollo. La lista sería interminable: Robinson Crusoe, el naufrago, el aventurero Alain Quatermain, Miguel Strogoff, el correo del Zar, la pequeña Celia…., pero también comics que ya empezaban a tener un gran éxito entre los más jóvenes como los de Tintín, entre los venidos de fuera de nuestras fronteras o "Mary Noticias" y El Jabato entre los españoles. Una época desaparecida donde los niños esperaban el momento cumbre de la semana: la visita al kiosco de prensa.

Ramón Clavijo Provencio

Libros recomendados:

Execración contra los judíos  Francisco de Quevedo. Crítica, 1996.

La corriente antisemita en la literatura española es tan larga como ancha; es decir, tan prolongada en el tiempo, desde los siglos medievales, como intensa y abundante especialmente en algunas épocas de mayor conflictividad social, sobre todo cuando de dinero se trata (otra suerte y muy distinta hubiera corrido Bernard Madoff y con él alguna comunidad judía si le hubiera tocado vivir en otra época). Quevedo con este libelo no hace más que echar más leña al fuego (valga la expresión tan literal como simbólica) aprovechando unos carteles que a modo de pasquines habían aparecido en las plazas más céntricas de Madrid con lemas como "Viva la ley de Moisén y muera la de Cristo". Bajo esta anécdota, se esconde realmente una furibunda crítica contra el Conde-Duque de Olivares, privado de Felipe IV, y sus relaciones con los banqueros portugueses de origen judío, de cuyos préstamos dependía la economía española. J.L.R.

Teoría del Estado en España en el siglo XVII   J. A. Maravall. Centro de Estudios Constitucionales, 1997.

El impresionante conocimiento que tenía J.A. Maravall del siglo XVII y que plasmó en libros como 'La cultura del barroco' o 'La literatura picaresca desde la historia social', o incluso 'Teatro y litertatura en la sociedad barroca', se muestra en todo su esplendor en este libro que tiene para el lector el interés de combinar a la perfección las fuentes de que se sirve Maravall: la literatura y, sobre todo, la amplia documentación que maneja el insigne erudito de todos los intelectuales que se dedicaron a reflexionar sobre el Estado y su funcionamiento a lo largo de los siglos XVI y XVII. Conceptos como la "razón de Estado", movimientos como el Tacitismo e incluso el Maquiavelismo, junto con la figura del Príncipe se analizan en este libro, en el que hay párrafos que sorprenden por su actualidad. Un magnífico ejemplo de erudición del gran Maravall (no confundir con su infame hijo). J.L.R.

El Hobbit   Tolkien, Minotauro (edición anotada por Douglas A. Anderson ), 2006.

Como sabrán muchos de nuestros lectores, se está preparando la versión cinematográfica de 'El hobbit' por parte de Guillermo del Toro, lo que es quizás una buena razón para volver sobre este gran libro. A diferencia de la larga relación entre el cine y la saga de 'El señor de los anillos', en el caso de 'El hobbit' será la primera vez que se adapte para el cine, como también sería 'El hobbit' el primer libro en el que Tolkien empieza a adentrar a sus lectores, hoy legión, en ese fastuoso mundo que llegó a crear. Pero 'El hobbit' es algo más. Para algunos estudiosos sólo es una obra menor, pensada por Tolkien para el disfrute de sus hijos cuando eran pequeños. Para otros es un libro de tono menos grave y dramático, que los que le seguirían dando cuenta de la Historia de la Tierra Media. Un libro divertido y lleno de aventuras que, además, es el único que se puede leer aisladamente de la obra general. R.C.P.

Jardín de invierno    Monika Zgustova. Destino, 2009.

Alabado por la crítica de toda Europa, llega a nuestro país esta excelente novela de una autora checa residente en Barcelona, y que no es del todo una desconocida para el buen lector, ya que recordarán que fue finalista del Premio Nacional de Narrativa de hace unos años por su libro 'La mujer silenciosa'. 'Jardín de invierno' nos da cuenta de la difícil relación que Eva mantiene en Praga con dos personajes antagónicos: Karel, un intelectual, y Milan, un militante comunista. Al hilo de esta relación va transcurriendo la historia de este libro en una Praga por la que pasa el comunismo, la primavera de Praga o la caída del Muro y la llegada de la democracia. Ya Mercedes Montmany escribía en ABC que Zgustova "es la heredera de una rica tradición que va de Zweig a Kafka, Marai, Kundera o Kertész". R.C.P.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios