Wall Street y la dictadura argentina abren la Berlinale

  • Jeremy Irons y Kevin Spacey fueron los rostros del Festival en la jornada de ayer

La Berlinale entró ayer de lleno en la carrera por los Osos con Jeremy Irons y Kevin Spacey, dirigidos por el debutante JC Chandor en Margin Call y sumergidos en el Wall Street más tóxico, y con la visión desgarradora de la dictadura argentina del El Premio, de la también primeriza Paula Markovitch.

"Quisimos reflejar la monstruosidad del sistema financiero, lo que no significa que todos los seres humanos que lo habitan sean monstruosos. También son personas", afirmó JC Chandor, quien desembarcó en Berlín con Irons, Spacey, Paul Bettany, y Zachary Quinton, algunos de los actorazos involucrados en este primer filme, que se desarrolla justo una noche antes del hundimiento de Lehman Brothers.

Redondeó la primera jornada a competición El Premio, el primer largometraje dirigido por Markovitch, quien refleja desde una casita en la playa, a través de una madre y su hija de siete años, Ceci, el desgarro provocado por la dictadura argentina. Madre e hija duermen vestidas, en una casa por las que se cuelan viento, arena y hasta el mar, y en la que la niña aprende que, a quien le pregunte en la escuela, sólo debe responder que papá vende cortinas en Buenos Aires. Así discurre su mundo, hasta que la niña participa en un concurso de redacción donde debe describir que es el ejército.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios