La Zaranda lleva al Teatro Español sus 'Futuros difuntos'

  • La compañía jerezana acerca a Madrid su "retablo brutal del desamparo"

Decían no saber qué podía ocurrir en el estreno, al pasada noche, de Futuros difuntos en el Teatro Español de Madrid. Una obra con la que la compañía jerezana insiste en su criba del teatro a través de un "retablo brutal del desamparo". Esta carismática compañía de Teatro inestable de la Andalucía Baja, que cumple 30 años de "andadura", dispone en el escenario los elementos necesarios para hacer un huecograbado de la desolación en el que los personajes "habitan en la conciencia de quien los contempla", afirma Paco de la Zaranda (Francisco Sánchez), director del "espacio escénico" y actor.

La Zaranda, dice, "no se repite. Va depurando su manera de sentir el teatro y siempre parte de un sentimiento y un sentimiento no puede explicarse. Eusebio (Calonge, el autor) le da forma literaria y nosotros carnal para que el misterio del teatro fluya a través de nosotros".

En esta ocasión la intriga teatral la desarrollan un trío de desahuciados mentales que juegan en su reclusión a ser los dueños de su vida, "a ser los propios médicos de su locura". El anterior trabajo, Los que ríen los últimos, "era un viaje a la esperanza y ahora la anécdota está en un manicomio", explica el director, que insiste en que "el personaje nunca está escrito, sólo su parlamento".

"Nunca sabes desde qué entraña lo vas a decir. Vas al encuentro del personaje a través de alguien que ves en la calle o en una pintura y le ayudas a que venga al mundo y andas con él. En ese proceso, esta vez nos ha ayudado Velázquez, porque en su pintura sucedía, se daba", apunta. Paco de la Zaranda confiesa que él ya no aspira a hacer teatro, sino que espera que el teatro "venga" y para que le llegue "el estado de gracia" tiene que "pelearse mucho" y trabajar aún más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios