Todo un año para celebrar las Bodas de Oro

  • La Cátedra de Flamencología de Jerez cumple cincuenta años y publica el número 26 de su revista

Corría el mes de septiembre de 1958, cuando un grupo de jóvenes poetas jerezanos decidieron dar el paso de fundar la Cátedra de Flamencología, una asociación que reunía en su nombre aspiraciones de dignificación hacia este arte y el término acuñado por el escritor hispano argentino Anselmo González Climent que, tres años antes, había publicado la primera edición de su obra Flamencología. El movimiento nace acorde con un tiempo en el que algo se mueve dentro del flamenco con la intención de sacarlo de la sima manierista y desprestigio intelectual en el que había caído. Tras la obra de Climent, vendrían en 1956 otros dos hechos fundamentales en ese sentido: la creación del Concurso de Córdoba y la publicación de la Antología de Hixpavox recogida por Perico el del Lunar. No en vano, existe acuerdo al considerar esos cuatro hechos como los hitos principales que marcan el nacimiento de la denominada etapa de revalorización del flamenco.

Los cuatro poetas que tomaron la iniciativa fueron Juan de la Plata Franco Martínez, Manuel Pérez Celdrán, Manuel Ríos Ruiz y Esteban Pino Romero; a los que muy pronto se sumaron otros poetas andaluces más conocidos, como José María Pemán, Ricardo Molina, Fernando Quiñones, Julio Mariscal y J. M. Caballero Bonald, además del citado creador del vocablo "flamencología", González Climent, quien sería nombrado primer director honorario de la naciente institución de corte académico. Fundada "para la defensa y promoción del genuino Arte Flamenco, como parte importante de la cultura musical del pueblo andaluz", la Cátedra -que cuenta actualmente con una treintena de miembros activos- ha realizado a lo largo de su medio siglo de vida una importante labor de investigación de campo y de estudio de los cantes y bailes flamencos; recopilando numeroso material gráfico, fonográfico, biográfico, documental y bibliográfico. Ha organizado anualmente cursos, jornadas y seminarios de estudios; así como ciclos de conferencias, conciertos y recitales de cante, baile y toque, además de otorgar sus prestigiosos Premios Nacionales de Flamenco. También, en su bagaje, cuenta con la publicación de libros sobre flamenco y la edición semestral de la Revista de Flamencología, con estudios y ensayos de primeras firmas especializadas.

Días atrás, la Cátedra hizo público un avance del proyecto de las actividades conmemorativas que va a celebrar con motivo de sus Bodas de Oro. Entre ellas, se encuentran exposiciones de pintura (Luisa Triana) y una muestra sobre sus actividades en estos años, un espectáculo de poesía y de música flamenca, clases magistrales de cante y baile (Fosforito y Matilde Coral), la IV Fiesta de la Copla Flamenca, la presentación de un disco y un DVD conmemorativo, así como la entrega de una nueva edición de los Premios Nacionales de Flamenco que se va a hacer coincidir con el reestreno del Concierto de Jerez del compositor Benito Lauret que, en esa ocasión, va a ser interpretado por la Joven Orquesta de Cámara Maestro Álvarez Beigbeder con la guitarra solista de Gerardo Núñez.

Coincidiendo con la presentación de este avance, la Cátedra también dio a conocer un nuevo número de su Revista de Flamencología, el correspondiente a los números 25/26 del segundo semestre de 2007. Cuatro estudios principales son de destacar en ella: el debido a Luis López Ruiz sobre los nombres flamencos, el de Rafael Catalá acerca de las canciones populares antiguas recogidas por Federico García Lorca, un interesante y extenso trabajo de María Teresa Fernández García titulado Comedia y flamenco. ¿Asonancia o Consonancia?, así como otro del director de la Cátedra Juan de la Plata acerca de la integración de los gitanos jerezanos en la sociedad de la ciudad del flamenco. Las noticias de la institución, el obituario, desgraciadamente amplio, de 2007 y una nutrida reseña de discos y libros completan el volumen.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios