La anorexia nerviosa

  • La Academia, hoy

CON motivo de mi ingreso en la Real Academia de Ciencias, Artes y Letras de San Dionisio como académico de número deseo hacer unos comentarios sobre una enfermedad muy antigua, la anorexia nerviosa (AN), pero que desde hace unos treinta años está emergiendo con mucha más intensidad debido al nuevo estilo de vida que está imponiendo la sociedad actual sobre el "culto al cuerpo" (cultura de la delgadez).

Es una enfermedad que aparece en la adolescencia, entre los 12 y los 18 años. Anualmente aparecen más de cien mil casos, siendo más frecuentes en la mujer (95%) frente a un 5% de hombres, aunque cada vez son más frecuentes en estos, ya que la delgadez es considerada como sinónimo de éxito social y profesional ("cultura del éxito y de las prisas"), causando unas ciento treinta muertes al año.

Es un trastorno psíquico que afecta a la conducta alimentaria con alteración de la imagen corporal, con un fallo precoz del desarrollo de la personalidad que configura el síndrome de las tres "A": adelgazamiento-anorexia-amenorrea. Es debido a una alteración del hipotálamo, de los neurotransmisores y neurolépticos, por un desarrollo psico-biológico y funcional inmaduro del cerebro.

En el origen hay una alteración de la personalidad junto a una serie de factores predisponentes: psicológicos (persona que no quiere crecer y que se quiere quedar con un cuerpo infantil), sociales y culturales (influencia de la moda femenina que anhela una mujer escuálida, con caracteres sexuales secundarios reducidos, que rinde culto al cuerpo y con un ideal de mujer esbelta). Hay también unos factores de riesgo como son las adolescentes (una de cada cien mujeres de clase alta por una de cada trescientas de clase popular) y un subgrupo de mayor riesgo como las bailarinas (30%), gimnastas y atletas de elite (18%) y modelos (13%).

Se origina por una lesión o alteración del funcionamiento del hipotálamo, que regula el apetito mediante la saciedad: la clave está en el cerebro que no actúa como los de las demás personas. Se diagnostica cuando concurren los siguientes síntomas: mujer menor de veinticinco años, con anorexia y pérdida de al menos un 25% del peso original, con amenorrea (pérdida del ciclo menstrual más de tres ciclos seguidos) y con distorsión de su imagen corporal (se siente obesa a pesar de estar demacrada).

Los padres deben conocer los "signos de alarma" como pueden ser: pérdida de peso con ciertos rituales consistentes en ordenar los alimentos, tomar bocados pequeños, contar las calorías, pesarse constantemente, comer a solas, evitar las comidas, fumar para evitar el apetito, hacerse autocríticas (como decir "estoy muy gorda", estando muy delgada), usar diuréticos y laxantes.

Consecuencias político-sociales: El Ministerio de Sanidad y Consumo de acuerdo con la antigua pasarela Cibeles decidieron que había que modificar las tallas en busca de un canon real, registrar la talla según la edad, estatura e índice de masa corporal, elaborar los patrones y diseños a las medidas reales de las españolas, retirar las tallas inferiores a la 38 en cinco años y prohibir el desfile a las modelos con un IMC inferior a 18 (índice de masa corporal: peso dividido por la talla al cuadrado=20-25).

Manifiesto antianorexia: la pasarela Milán y la antigua pasarela Cibeles han aumentado las tallas hasta la 42-46, debido a que un 54% de mujeres italianas tienen esas tallas.

Querido lector/a, si tiene alguna hija o nieta adolescente y quiere ampliar conocimientos sobre esta enfermedad, te invito a este acto que se celebrará esta noche a las ocho y media en la sede de la Real Academia, sita en calle Consistorio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios