25 años sin Rock Ola

  • 'El templo de la movida' relata en libro y documental los años gloriosos de esta discoteca

Tan fugaz como mítica, la discoteca ejerció de imán, de punto de encuentro y sobre todo, de escenario de tendencias musicales aparentemente nuevas, desde el punk a la nueva ola, cuando la libertad tenía un precio. Hasta que los rockers y mods de turno se enzarzaron en una pelea más, la última bronca, un muerto en la puerta, y adiós a Rock Ola. Hoy es un almacén de trasteros, ayer fue tienda de muebles, mañana nadie se acordará de aquellas noches de garrafón y rocanrol. Veinticinco años sin templo son muchos para un mito casi fantasmal, el de la movida que jamás existió.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios