FESTIVAL DE JEREZ

12 artistas opinan del festival

  • El mundo del flamenco resalta la internacionalidad de la muestra y destaca su relieve como escaparate

Doce años de Festival de Jerez y quién mejor que los artistas y maestros del flamenco para hacer balance y exponer qué ha supuesto la muestra para ellos. A sus 72 años, Matilde Coral asegura que acaba de pasar consulta por el cardiólogo "para ver si estoy al 100% en el Festival, porque no quiero equivocar a nadie". "Sólo bailo en Jerez, durante el resto del año, nada. Y a los alumnos les encanta verme bailar, que les explique, esto es mi vida y el día que no lo haga será un poquito mi muerte".

Para la maestra de la escuela sevillana, el certamen "merece toda la ayuda porque es pionero. La ilusión que tengo por enseñar allí no tiene medida. Mientras Jerez siga ahí, estaré ahí, lo juro por mi honor y mi vida". Para Eduardo Serrano Iglesias'El Güito' (Madrid, 1942), el certamen "supone una plaza muy importante, ya que es uno de los mejores de España. Llevo tiempo yendo y aparte de los cursos, hay que destacar su enorme categoría y lo bien organizado que está. Sobre todo, porque elige la programación muy bien. Cada vez me lo paso mejor allí". La jerezana Angelita Gómez responde a la pregunta como sigue: "El Festival significa mucho para el flamenco, en estas dos semanas viene gente de medio mundo y eso es bueno para el flamenco y para la ciudad". "Además es un enorme trampolín para la juventud -añade- porque les da proyección y les apoya. En el plano personal, a mí me ha aportado muchísimo impartir clases, por el enorme orgullo que supone que gente de otros países llegue aquí a que yo les enseñe el aire de Jerez".

Para el compositor Paco Cepero, "el Festival significa mucho porque ya tiene importancia y eco a nivel mundial. Actuar en él es un lujo y un sueño para cualquier artista. Sabe dar su sitio a los que empiezan y a los más veteranos". El guitarrista jerezano subraya que "la labor de Paco López ha sido extraordinaria, ya que ha proyectado al mundo la imagen del Festival. Sólo hay que ver cómo se agota el cupo de plazas para los cursos". Por su parte, Andrés Marín sostiene que el Festival de Jerez ha significado "una excelente oportunidad para el desarrollo de los trabajos que he ido ofreciendo a lo largo de estos años". Asegura que el certamen es una apuesta "valiente" porque en su programación aboga "por las propuestas más experimentales, lo que juega en favor de que la tradición y la vanguardia se unan en un mismo marco". "Además de la gran calidad de espectáculos y cursos que ofrece a un público cada vez más internacional, el festival también sirve como un punto de encuentro donde cada uno tiene la oportunidad de compartir su forma de entender esta arte con los demás", reseña Marín.

Joaquín Grilo cita a Paulo Coelho para contestar: "En los momentos en que necesitamos tomar una decisión importante, es mejor confiar en el impulso, en la pasión, porque la razón generalmente procura alejarnos del sueño, justificando que aún no ha llegado la hora. La razón teme a la derrota, mientras que la intuición ama la vida y sus desafíos". "A mí también me gustan -subraya el bailaor jerezano-, de manera que acepté la invitación, porque no puedo perder este momento único para agradecer al Festival de Jerez el haberme invitado en tantas ocasiones desde su nacimiento para llevar tres de mis retos: Jácara, De Noche y A Solas, al Villamarta, y poder mostrar mi forma de sentir y expresar el flamenco".

Javier Latorre, desde el primer día dando cursos, asegura que el Festival "para mí se ha convertido en el escaparate del baile flamenco y la danza española, sin duda. Ha cubierto un hueco enorme para lo nuestro, que no existía. Su gran triunfo ha sido el éxito de los cursos, que abren el festival a todo el mundo, de ahí que se conozca a Jerez en la actualidad como la capital del baile flamenco". Rafaela Carrasco destaca del Festival "su atrevimiento" y dice que es "de agradecer que sea un escaparate en el que tiene cabida tanta gente". "Para mí es emblemático y agradezco que siempre hayan confiado en mis montajes, pues no era fácil al principio", reconoce, para agregar que Jerez tiene un sitio "bastante importante a nivel de festivales flamencos internacionales". Javier Barón recuerda el trato especial que ha mantenido con el certamen "desde su inicio". "Y gracias al Festival he podido presentar mis propuestas en un marco tan importante como es el Villamarta. La atmósfera, el ambiente y el entorno que envuelve a este Festival es único e incomparable", destaca.

El Festival ha sido para El Pipa "un apoyo incondicional, ya que prácticamente en todas sus ediciones hemos estado. La creación y el desarrollo de mi compañía va de la mano del de este festival, y espero que sea así por muchos años. Y en cuanto a su proyección internacional, de la que nadie duda, me alegro, lo celebro, y me honra como jerezano que sea considerado uno de los festivales mas importantes y con mayor proyección en el mundo flamenco. Su prestigioso escaparate nos sirve a todos los creadores para dar a conocer nuestro trabajo y llevarlo al mundo. De modo que... ¡larga vida al Festival de Jerez!"

Para Mercedes Ruiz, es "muy importante el apoyo que el festival ofrece a la gente joven y a quienes luchamos por esto". En su caso, "me permitió estar con mis primeros trabajos y haberme mantenido en su programación". "Aporta mucha calidad al mundo del flamenco y viene gente de todo el mundo que prepara su visita durante todo el años". María del Mar Moreno afirma que el certamen ha supuesto para ella "mi proyección total, nacional e internacional, en el baile. Y creo que lo mismo pueden decir los demás artistas de mi generación, sobre todo los bailaores. La prueba está aquí, en que el baile de Jerez está que se sale: ahí están Grilo, El Pipa, Mercedes Ruiz..., y yo con todos ellos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios