Mercedes Ruiz. Bailaora

"Ella es el baile en su máxima expresión, no hay nada prefijado"

  • La jerezana ultima los detalles de su próximo montaje, 'Ella', que abrirá el próximo viernes el Festival y en el que destaca el proceso invertido en su creación.

Su cara denota la tensión del momento. Apenas quedan cinco días para abrir el XIX Festival de Jerez con el que será su séptima propuesta desde que fundó su compañía, y Mercedes Ruiz, inquieta y activa en todo lo que hace, evidencia ya ese nerviosismo del estreno. Lleva meses trabajando para ello, "ha sido como un embarazo", sostiene, y tiene claro que su nueva apuesta le está aportando sensaciones "que no había tenido antes".

-Su próximo espectáculo atiende al nombre de 'Ella'. Explíquese...

-Bueno, es un espectáculo muy personal donde exploro una serie de vivencias y sentimientos. Ella es la vida, es la muerte, es la soledad, es la maternidad, las inquietudes, las dudas...Todos esos sentimientos encontrados intento expresarlos con el baile. Creo que es un espectáculo diferente, muy Mercedes, y voy a bailar lo que siento en estos momentos, por eso digo que es ella. Es una mirada a mí misma, una nueva forma de ver el baile, porque el baile está vivo, de entender la danza flamenca en el sentido más amplio. Es un baile muy poético donde se cuentan las cosas de muchas formas, pero de maneras distintas. No hay nada prefijado, es el baile en su máxima expresión.

-¿Qué tiene 'Ella' que no tengan otros de sus espectáculos?

-Lo más importante es que el espectáculo se ha forjado de manera distinta al resto, por eso digo que es de un crecimiento como artista bastante grande porque todos los caminos explorados y las metas alcanzadas los hemos dejado un poco al lado. Te pongo un ejemplo, en los anteriores espectáculos la música se creaba antes y a partir de ahí era esa música la que me motivaba a contar cosas. Ahora no, el baile lo cuenta todo, y todo lo demás se ha ido agregando luego. Ha sido un proceso creado con Paco López, el espejito y yo. Por eso digo que es especial, diferente a todos mis trabajos anteriores.

-Si ya de por sí crear es complicado, cuando una artista como usted lleva ya una trayectoria importante, ¿cuesta trabajo poner en escena algo nuevo?

-Claro que sí, algo nuevo y algo que cuente cosas diferentes. El trabajo inicial ha sido de Paco López, él me ha dado la mano y ha dicho, vamos a coger por aquí que puedes hacerlo. A lo mejor sola no me hubiese atrevido.

-Por primera vez en un espectáculo suyo aparecen varios artistas invitados. Háblenos de ello...

-Bueno, en primer lugar, la presencia de Antonio Canales es muy importante para mí porque tenía muchas ganas de contar con él en un espectáculo mío. He trabajado con él muchas veces, pero esto es distinto, quería que estuviese en nuestro ambiente. Su papel es fundamental porque como he dicho, en 'Ella' se bailan mucho los sentimientos y en este aspecto él representa a la parte del maestro, la persona en la que me fijo, el que me guió en su día. Es como la parte protectora del espectáculo. Creo que su presencia en el montaje es perfecta, porque hace tres papeles, el paternal, el de protector y el de maestro. Además, me da mucha confianza. Luego David Lagos y Londro son voces que me encantan y a mí me hacen bailar. Como son tan distintos...Creo que el espectáculo está hecho para ellos, quizás sea porque lo tenía tan claro y lo he hecho antes, que elegí yo a los artistas que quería expresamente para cada ocasión. También está Rocío Márquez, que en cierta forma representa mi voz, es la parte femenina de mí misma. He descubierto a una artista muy grande, muy profesional y que ha aportado al espectáculo el toque lírico y bonito.

-Ya que habla de un proceso invertido, crear a partir de una idea consolidada, ¿ha sido difícil montar la música?

-Ha sido distinto, porque esta vez, como he dicho antes, era al revés, pero Santiago Lara, que es quien lleva la dirección musical, me conoce y me entiende tan bien que ha sido más sencillo de lo que parece. Creo que la unión entre guitarra y baile debe existir para que haya complicidad en el escenario. La música es genial. En este aspecto no quiero olvidarme a Miguel Ángel López 'Lenon', cuyo piano es importante en la obra sobre todo porque no es fácil meter un piano en la música de Santi, pero ha sido perfecto. Ya trabajó conmigo en Juncá y eso se nota. Es igual que lo que ocurre con Perico Navarro y la percusión.

-Es el tercer espectáculo que crea con el respaldo de Paco López, ¿qué importancia tiene él en 'Ella'?

-Mucha, el espectáculo lo hemos creado Paco, Santi y yo. Paco me ha sabido guiar perfectamente, con todos mis miedos, porque soy difícil tela, pero creo que todo eso se ha superado por mis ganas de aprender y seguir avanzando. El espectáculo sin él no hubiera sido posible.

-¿Ha habido una evolución en sus montajes desde que trabaja con López?

-Yo creo que sí, porque Perspectivas, que fue el primero, fue una especie de toma de contacto. Ahí no me enteré ni de la mitad de lo que él quería que yo hiciera. Me venía tanta información que me limitaba a hacerlo, no lo sentía, simplemente lo hacía. Con 'Baile de palabra' fue un pelín más fácil porque hacía palos que me gustan. Bailaba por seguiriyas, por peteneras, y con que él me vaya guiando me sale más natural. Aquí ha sido la bofetada fuerte (risas). Llevamos trabajando desde el 8 de junio, nos sentamos en mi estudio y ha sido un recorrido difícil porque me he estado enterando de todo.

-O sea que hay una Mercedes Ruiz anterior a Paco López y una posterior....

-Puede que sí, entre otras cosas porque con Paco me he dado cuenta de cuáles eran mis virtudes, pero también cuáles eran mis limitaciones. Ahí es cuando se aprende. Sé que a algunas cosas no puedo llegar, pero él me dice 'lo puedes contar de otra forma', y eso me ha servido de mucho. Por eso digo que 'Ella' es especial, me ha dejado el camino abierto y ha despertado mucha inquietud en mí.

-Viendo el programa vemos que hay tarantos, vidalita, cantiñas, un zapateado y sevillanas, que no es algo muy común. ¿Tiene una significación especial?

-Sí, por lo que queremos contar. La sevillana que hacemos le hemos querido dar un trato más flamenco. Es como un palo que se baila sólo en feria y demás, y la hemos querido engrandecer porque creo que se le puede sacar mucho partido. Creo que al final ha quedado un número muy especial y muy flamenco. Luego, evidentemente hago tarantos, por ejemplo, pero es un taranto distinto al de otras veces. Yo he bailado tarantos mil veces, pero no lo que necesitaba para contar la muerte, ese sentimiento de agonía, y encima sin cante, porque el cante es el que siempre me ha motivado. Lo que sí voy a repetir son las guajiras que monté con David Lagos para su espectáculo 'Made in Jerez' y que me encantan. Creo que era un trabajo muy elaborado y que particularmente me gusta por eso hemos decidido repetirlas.

-Hace dos años abrió el Festival con 'Las cinco estaciones', pero en aquella ocasión formaba parte de un elenco amplio. Ahora que abre en solitario, ¿supone una responsabilidad mayor?

-Sí, lo que pasa es que no lo quiero pensar porque si no me quedo en mi casa. Es una responsabilidad grande pero ya no porque el espectáculo abra el Festival, el mero hecho de subirte a las tablas de Villamarta, sea cual sea el día, es una responsabilidad. Lo difícil realmente es estrenar y que guste, eso sí que da miedo.

-Conforme pasan los años, la exigencia sobre lo que hace ¿es mayor?

-Eso lo tengo claro, por eso esta vez he dejado pasar más tiempo desde mi última creación. Por regla general hacía un espectáculo cada dos años, pero esta vez ha pasado más tiempo, porque claro, quería contar algo nuevo, no hacer otra vez lo mismo, entonces, no he dado el paso hasta que no me he visto capacitada.

-Cambiando de tema. En junio participará en la nueva propuesta creativa del Ballet Nacional de España que dirige Antonio Najarro junto a La Lupi y Marco Flores, ¿qué ha supuesto esta noticia para usted?

-Sí, estoy supercontenta por la llamada porque quieras o no ya empiezas a formar parte de la historia del Ballet. Al principio no me lo creía, pero ya lo he asimilado, aunque es algo que hasta que no pase el estreno lo tengo ahí aparcado. La primera toma de contacto la tuvimos el año pasado. Me llamaron para hacer un curso a los alumnos del Ballet y ver si mi forma de bailar podía funcionar porque yo soy una bailaora de corte clásico en cuanto a determinados conceptos. Por lo visto funcionó, le gustó y me llamó Antonio para que montara una coreografía. Empezaremos en marzo montando unas alegrías de Córdoba y luego prepararemos el fin de fiesta final con Lupi y Marco Flores.

-Aunque siempre ha coreografiado sus espectáculos, esta llamada es distinta...

-Por supuesto, personalmente me abre una puerta como coreógrafa, y más si cabe si el que te llama es el Ballet Nacional de España, con la trascendencia que tiene. Además, que la primera llamada para coreografiar algo distinto sea de esta institución es muy gratificante como artista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios