Una oreja barata para Pepín Liria en su despedida valenciana

  • Fue una tarde veloz en todos los sentidos ya que corrieron los toros, los toreros y el reloj

Una corrida en la que a pesar de notables deficiencias en los toros, éstos aportaron más que los toreros, ayer en la plaza de toros de Valencia, se saldó con una oreja "barata" a Pepín Liria, reconocimiento a su trayectoria en su última Feria de Fallas.

Se han soltado toros de "Montalvo", aceptablemente presentados y de juego desigual. Los mejores, primero, cuarto y quinto. El peor, el parado y descastado sexto.

Pepín Liria: dos pinchazos y estocada (silencio); y media tendida y descabello (una oreja).

Juan Bautista: estocada corta (ovación); y estocada (ovación tras leve petición).

Matías Tejela: media estocada tendida (palmas); y dos pinchazos y estocada (silencio).

La plaza tuvo próximo a los tres cuartos de entrada en tarde fresca.

Una tarde veloz en todos los sentidos. Porque corrieron los toros, corrieron los toreros -entiéndase aquí lo de correr como destemplanza-, y corrió el reloj. En apenas dos horas quedó despachada la función. No hay que dar como bueno tanta velocidad, puesto que el toreo, ya se sabe, debe ser fundamentalmente quietud y despaciosidad. Y esto último fue lo que se echó de menos a lo largo de los seis toros.

El matador de toros murciano Pepín Liria saludó una fuerte y cariñosa ovación antes de aparecer su primer toro, ahora que está en temporada de despedida y como reconocimiento a su continuada presencia en esta feria de Fallas de Valencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios