El barbero de Sevilla vino con demasiada fuerza desde Venecia

Resulta rara la sensación de sentarte en la butaca de un cine para asistir a la representación de una ópera en directo desde uno de los teatros más importantes del mundo. Si, ya se que no es la primera vez que acudimos al cine para ver una ópera y que de igual modo se nos presenta a veces en televisión. Pero no se siente igual. Quizás influya en ello la asistencia de un numeroso público, pero sobre todo el sentido de novedad que lo envuelve.

El estreno de esta experiencia fue el pasado miércoles en los Cines Yelmo donde pudimos asistir a la retransmisión en directo de la ópera El barbero de Sevilla de Gioacchino Rossini desde el Teatro La Fenice de Venecia, con un reparto en el que destacaron las voces de Francesco Meli, Bruno de Simone, Roberto Frontali y Giovanni Furlanetto.

Desde el principio apreciamos que el sonido no era el más idóneo para este tipo de retransmisiones, ya que no se trata de la banda sonora de una película, cuyos efectos especiales (sobre todo hoy en día) requieren unos parámetros determinados. Sería deseable que los responsables de estas salas tuvieran en cuenta las características sonoras de este género y abundaran más en la calidad del sonido que en su intensidad; así lo manifestó el público durante el intermedio y en el segundo acto sonó mejor.

Destaquemos, asimismo, la amplia afluencia de publico en esta primera sesión, lo que augura una buena acogida para los próximos títulos que podremos disfrutar en esa misma sala, como son L'Orfeo de Monteverdi desde el Teatro Real de Madrid, con dirección musical de William Christie (el 19 de mayo) y en fechas aún por confirmar Sansón y Dalila de Saint-Saens, con José Cura y Julia Gertseva, desde el Teatro Comunale de Bolonia (seguramente en junio), Boris Godunov de Mussorgsky desde el Teatro La Fenice de Venecia y Otello de Verdi desde el Teatro dell'Opera de Roma.

Al parecer también hubo problemas en origen con los subtítulos, que aparecieron en inglés. Probablemente la próxima vez quedará resuelto este inconveniente y puedan ser en castellano.

A pesar de estas pequeñas complicaciones la experiencia resultó muy positiva, no solo por la retransmisión de la ópera en sí, sino para ver las producciones que ofrecen los grandes teatros…

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios