Mortero bastardo

Yo y mi bicicleta Moulton

ALEX Moulton fue un ingeniero británico que diseñó un sistema de suspensión especial para el coche Morris 1100, aunque también se utilizó en el Mini y en muchos otros de los modelos posteriores de la marca. Asimismo, fundó una fábrica de bicicletas a las que aplicó sus hallazgos. Además de la suspensión independiente de las ruedas, las bicicletas Moulton se caracterizan por el cuidado y poco convencional diseño del cuadro, por sus ruedas pequeñas y porque son no sólo plegables sino desmontables también. Originalmente diseñada en 1962, fue un gran éxito, y es considerada hoy día como uno de los avances más significativos en diseño de bicicletas del siglo XX. Desde aquellos años, el Dr. Moulton ha continuado redefiniendo límites, tanto en el mundo del automóvil como en tecnología de bicicletas.

La bicicleta de Moulton se adelantó a su tiempo y la suspensión de las bicicletas se convertirían en algo común 30 años más tarde. Como todos los objetos que nacen del diseño cuidadoso estas bicis han ido adquiriendo con el tiempo un prestigio merecido, se fabrica actualmente en el Reino Unido y en Japón y es un objeto de los llamados de culto, además de ser algunos de sus modelos piezas de alta gama. Por su perfección estructural y su amortiguación tecnológica, es especialmente adecuada para transitar por las calles de la ciudad.

En los recientes premios Oscar, estaba nominada para el mejor corto de animación la película 'Me and my Moulton', realizada por el noruego Torill Kove, una película 13 min 48 s, que finalmente no se alzó con el premio. El film dibuja la historia de una familia contada de manera muy ingeniosa por la menor de las tres hijas. Su padre es un arquitecto muy comprometido con su profesión que pasa las penalidades propias de tal elección. Degusta y disfruta con el diseño contemporáneo y la casa en la que viven está llena de muebles y objetos que la hace muy diferente de las de sus amigos, como señala la pequeña de manera muy divertida. Las chicas han pedido a sus padres que les compren una bici para poder jugar con sus amigos, que las tienen. Durante mucho tiempo el arquitecto no puede acceder a los deseos de sus hijas, pero un día, las cosas cambian, el padre recibe un buen encargo de trabajo y aparece en casa con la bicicleta. Una vez más no será un objeto corriente, será la más bella, la más ligera, la más utilitaria: una Moulton. A algunos que conozco bien les sonará esta película.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios