patrimonio | la huella de falla en argentina

En busca de la otra historia de Manuel de Falla

  • Emilse Andreu, del museo del músico gaditano en Alta Gracia, conoce Cádiz en una visita privada

La inquietud personal de Emilse Andreu por completar sus conocimientos sobre Manuel de Falla ha derivado en la primera visita a Cádiz de un miembro del Museo Manuel de Falla de Alta Gracia (Córdoba, Argentina) en sus más de cuarenta años de existencia. Una visita privada, sí, realizada por iniciativa propia de la empleada del centro instalado en la casa donde murió el músico gaditano e instigada por la doctora Silvia Mielnick, también Argentina pero residente en El Puerto desde hace 13 años. Una visita privada, aunque notificada a las autoridades, donde la representante del museo recorrió a solas con su valedora algunos de los enclaves emblemáticos de la memoria de Falla en la ciudad y en la que la asociación Manuel de Falla-Ernesto Halffter se apresuró a realizar un acto oficial, al que acudieron los representantes de diferentes instituciones. Una visita que Andreu emprendió con la idea de "encontrar la otra historia de don Manuel de Falla, no la de sus últimos años en Argentina, la historia de lo que vio en el comienzo de su vida", explicaba la argentina que llegaba ayer a Cádiz desde El Puerto sobre las diez de la mañana. Y enflechada hacia la tumba del maestro.

"No es lo mismo decir que Falla está enterrado en la cripta situada bajo el altar mayor de la Catedral de Cádiz, que explicarlo después de haber estado aquí. Ahora podré transmitirlo de otra manera", reflexionaba la administrativa y guía del Chalet Los Espinillos Museo Manuel de Falla "muy impresionada" por la majestuosa sobriedad de la tumba de uno de los compositores más influyentes de todo el siglo XX.

Antes, Emilse, Sonia Andreu y Silvia Mielnik pagaron su entrada para acceder a la cripta de la seo gaditana. No había previsión ni aviso de la visita de la trabajadora del Museo de una localidad que, como Cádiz, pertenece a la recién creada red de ciudades vinculadas a Falla. La representante del museo entró a la catedral emocionada aunque sí le decepcionó un poco no poder llevarse un folleto explicativo en español ya que no quedaban. Sin embargo, contemplar el lugar del descanso eterno del creador de La vida breve le compensó con creces. "¡Qué maravilla!".

La experta, que ansiaba visitar "todos los lugares posibles de la ciudad", deseó, relacionados con el autor de El amor brujo en el único día de su parada en la ciudad, sí tenía una cita fijada con antelación. Y es que, tras conocer la visita a Cádiz de Andreu, la asociación Manuel de Falla-Ernesto Halffter decidió conceder el título de Socio de Honor al Museo Manuel de Falla de Alta Gracia, que la representante del centro recogió durante un acto que se celebró al mediodía de ayer en el Casino Gaditano.

Fernando Sánchez, presidente de la asociación, se encargó de conducir el encuentro que comenzó con la proyección de una pieza documental que acercó la labor del centro argentino a los presentes, entre ellos, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz, Alejandro Varela, el cónsul de Argentina en Cádiz, Agustín Núñez, el gerente de Mandos Intermedios de Turismo, Manuel Ahumada, y miembros de la directiva del Casino como José Ramón Zamora.

"Sería un sueño que esta visita sirviera como acercamiento entre Cádiz y nuestro museo", anhelaba Emilse Andreu antes de entrar en el centro de la plaza San Antonio donde fue citada una hora antes del comienzo del acto para que pudiera conocer el Casino.

Sánchez, que recorrió el museo de Alta Gracia durante un viaje en 1987, se congratuló por la presencia de la representante de un museo "tan hermoso" además de explicar cómo Falla murió "sin saber que el alquiler de esa casa, el Chalet los Espinillos, lo estaban pagando sus amigos". "Si lo hubiera sabido, no habría aceptado vivir allí", sentenció.

Tras los discursos de las autoridades asistentes y los agradecimientos de Andreu por el encuentro "en nombre del intendente de Alta Gracia, Facundo Torres Lima, y la directora de Cultura, Adelina Coda", enumeró, Emilse Andreu y su hermana Sonia continuaron con su visita por la ciudad donde tenían previsto conocer la parroquia del Rosario, donde bautizaron a Falla, y la casa natal del músico gaditano que "quizás nos la abran a través de un amigo de un vecino de la casa".

Con ganas "de más" quedó Emilse en una oficiosa visita, "la primera" de una larga lista "para enriquecer" la transmisión del legado de Falla en Argentina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios