La casa de Camarón será rehabilitada para su uso didáctico y turístico

  • Sólo los trámites administrativos separan al Ayuntamiento de San Fernando de adquirir la finca, aunque ya se trabaja en ello · Loaiza defiende su recuperación como elemento fundamental para la ciudad

"Fue su tío Joseico quien le llamó Camarón, porque, además de rubito y tan delgado que parecía transparente, siempre estaba saltando de un lado para otro". Uno de esos sitios en los que José Monge Cruz, Camarón de La Isla, corría, saltaba, jugaba y se le supone que cantaba era su casa de la calle Carmen, una calle estrecha propia del barrio de las Callejuelas, donde también había nacido. En la finca que ahora muestra el número 29. El sexto de ocho hermanos. En una habitación de su casa. Ésa que ahora apenas deja ver por la puerta entreabierta, aun cerrada con candado, su interior. Porque la vivienda de la familia de este reconocido cantaor isleño permanece cerrada desde hace un tiempo. Desde que su deterioro hizo inviable, incluso peligroso, la posibilidad de vivir en ella. Ahora, el Ayuntamiento trabaja en su adquisición. Fijada ya la tasación de los técnicos de Urbanismo. Pendiente sólo de los trámites administrativos.

Aún no está definido el destino que la Administración local dará a este espacio. Aunque sí plantea un uso didáctico, cultural y turístico, en palabras del alcalde, José Loaiza, para la casa donde nació José Monge, dentro del trabajo que desarrollará la Fundación Camarón, formará parte importante de ella. Ambas cuestiones ocupan la atención del Gobierno municipal en torno a la figura del cantaor flamenco: la recuperación de la finca y la constitución definitiva de esta entidad que enaltezca a este isleño universal. "Es necesaria su puesta en marcha de una vez por todas. Agredecemos la disposición de la familia, de la viuda, en todo momento", apuntó el regidor. Cuentan con el compromiso de la Universidad de Cádiz (UCA) de su participación, también la de Diputación. Falta, sin embargo, se quejó, la implicación de la Junta de Andalucía. "Hemos pedido una reunión con la Consejería de Cultura, y por teléfono nos dijeron que el tema teníamos que tratarlo con la directora de la Agencia del Flamenco y todavía no hay nada. Queremos saber cómo va a colaborar para que todo el legado de Camarón se pueda recuperar y desarrollar sus posibilidades", explicó Loaiza. La idea es que Camarón se convierta en uno de los elemento dinamizadores de la cultura, el turismo y la economía de la ciudad.

Por el momento la recuperación de la finca ya tiene precio: 45.000 euros según los técnicos de Urbanismo. "El valor ha bajado notablemente por el deterioro del inmueble", señaló el alcalde, que de todas formas espera a que la propiedad pase a manos del Ayuntamiento para que los técnicos valoren las necesidad de la finca, de cara a su rehabilitación.

Su mal estado, la caída de techos y parte de los muros, motivó que Juan, que llevaba residiendo en este lugar 44 años, con un contrato de alquiler indefinido, se mudara a casa de su suegra. Ayer expuso su situación al alcalde, cuando vio a éste ante la puerta de su vivienda. "Si quiere le enseño el contrato", ofreció. "No hace falta. Le tomamos los datos y ya desde el Ayuntamiento le llaman para ver cómo podemos solucionar este asunto", le respondió Loaiza. Una vista parcial del interior desvelaba la realidad de la finca: su lamentable estado de conservación, la necesidad de intervenir para recuperarla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios