"Hay que contagiar las ganas por la lectura, pero nunca imponerlas"

  • El escritor Fernando Savater fue ayer el gran protagonista de la Feria del Libro

Comentarios 5

Fernando Savater fue ayer el protagonista de las actividades programadas en torno al libro. La Fundación Caballero Bonald fue el escenario elegido para que el escritor deleitara al público jerezano con una conferencia sobre diversos temas de actualidad que aborda en su libro 'Saliendo al paso', un recopilatorio de artículos políticos y sociales publicados en los últimos cuatro años por el autor. El escritor no sólo pasó por la fundación para estar con su 'público', sino que momentos antes de la conferencia estuvo en la Feria del Libro, en la plaza del Arenal, firmando sus libros a los jerezanos que se acercaron. Su pasión por la lectura viene "de mi madre, porque el mundo de los libros era parte de mi identificación con ella. Supongo que uno también se enamora de los libros por el cariño de la persona que los da", reconoció el escritor. Savater apuntó que "no debería haber imperativo en el verbo leer, porque es la mejor forma para acabar con las ganas por la lectura. Lo mejor es contagiarlas". El escritor y filósofo reconoció que "nunca ha sido un buen momento para la ética, por eso elogiamos a las personas virtuosas. Si cumplir con las exigencias humanas fuera fácil no se valoraría". Como profesor en distintas universidades, Savater reconoció que "siempre hablo más de libros que de cualquier otra cosa. Al final del curso procuro que mis alumnos me testimonien que han leído alguno. No hago exámenes, lo que quiero es que me convenzan de que han leído y con eso me quedo satisfecho".

No es la primera vez que Savater pisa tierras jerezanas para dejar constancia de su buen hacer en el mundo de las letras. En estos días donde el placer por los libros recorre las calles del centro, Savater reconoce que "ferias como la de Jerez suelen ser más acogedora que las grandes cadenas de una caseta tras otra. Creo que la gente le tiene miedo a los libros y sobre todo a los que los escribimos, así que es una forma de aproximar y de familiarizarnos con los libros y hacerlos más entrañables". Si la lectura centró parte de su ponencia, también dejó un hueco a la política. El escritor reconoció que "la categoría de progreso y reacción es hoy más útil que la de derecha e izquierda. Hay progresistas de izquierda al igual que los hay en la derecha, y también hay reaccionarios en la derecha como los hay en la izquierda. Por tanto, el progreso puede ser de cualquier imagen".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios