La contundencia de la forma

La contundencia de la forma La contundencia de la forma

La contundencia de la forma

El nombre de Aurora Simo en el universo de la creación plástica de esta ciudad y de allí donde conocen su pintura merece la mayor consideración y el más grande de los respetos artísticos. Su trabajo es unánimemente admirado y puesto en valor - como, hoy, se dice - gracias a la contundencia pictórica, a la vehemente pincelada y al rigor creativo que patrocina. Mi admiración y mi reconocimiento se une a todos los que asumen la valía de esta artista, a la que sólo le falta que ella misma se lo crea y deje a un lado su excesiva humildad. No me cabe la menor duda de que estamos ante una de las mejores pintoras de Jerez. Así lo creo y no me duelen prendas en ponerlo por escrito.

Siempre que asisto a una muestra de esta artista me surge la acuciante pregunta de cómo Aurora Simo no protagoniza los programas expositivos de espacios importantes y de gran trascendencia en los circuitos artísticos. Su pintura está por encima de la realizada por muchos de los que aparecen en los catálogos y ocupan estancias de significación en este mundo de excesos, envidias, desinformados, espurios intereses y argumentaciones de manifiesta gratuidad.

AURORA SIMOSala CosoJEREZ

Aurora Simo es autora de una pintura primitiva, directa, sin imposturas ni efectismos y absolutamente gestual. En cada una de sus pinceladas encontramos fortaleza expresiva, contundencia plástica, rigurosidad formal, exactitud distributiva de los elementos y solvencia cromática. Sus obras plantean lo real con escasos pero sabios datos; su paisaje surge fortalecido con cada impulso colorista; la mancha expande el mayor sentido de la expresión. Todo está encaminado a una mayor intensidad expresiva, con los recursos formales dispuestos para que la pintura transmita la desmedida fuerza material que impone el color ilustrando, con potencia extrema, la realidad representada. En su obra, el paisaje plantea la pasionalidad de la forma, la potencia de los colores, la contundencia de una plástica que ella manipula con increíble soltura y rigor creativo; algo que, también, realiza cuando estructura cualquier otro elemento representativo como sus bellas obras protagonizadas por las entrañables butacas. En esta nueva y particular sala multiusos, la fuerza estructural de Aurora Simo lo invade todo. El género representativo transmite su mayor expresión, lo concreto queda condicionado por los gestos impetuosos de una mancha que recrea los máximos postulados expresivos de lo real.

La nueva comparecencia de Aurora Simo, otra vez, nos convence de que estamos ante una de las artistas que más y mejor manejan los elementos constitutivos de la pintura. Su trabajo es poderosísimo, con unas manchas de absoluta fortaleza que suscriben una expresión exultante y que atempera los espacios de la concreción para formalizar aspectos de aplastante contundencia formal. De nuevo nos encontramos con una pintura gestual, contundente y abierta a los mejores planteamientos de un expresionismo figurativo de suma potencia visual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios