La cultura del cante y el baile desde el punto de vista didáctico

  • La peña de 'La Bulería' es sede de la octava sesión del ciclo organizado por la delegación de Educación 'Descubre el flamenco a través de las peñas flamencas'

La sociedad ha tardado casi toda una vida para darle al flamenco el sitio que se merece. No fue hasta noviembre del pasado año 2010 cuando la Unesco decidió otorgarle la categoría de patrimonio de la humanidad.Si importante ha sido este reconocimiento para la cultura de España en general, aún más para una ciudad como Jerez, que es indudablemente una de las principales cunas del nacimiento, crecimiento, evolución y difusión de esta forma de cantar, bailar y de ver la vida, según manifiesta todo el que se dedica a este estilo

encuerpo y alma. Debido a la importancia que supone conocer las raíces de un Jerez que aún tiene tantos rasgos

por explotar, la delegación de Educación del Ayuntamiento de la ciudad organiza ‘Descubre el flamenco através de

las peñas flamencas’, unas sesiones informativas dirigidas a cualquier tipo de colectivo interesado en conocer aspectos de esta gran base de la cultura. Gracias al éxito de las primeras formaciones, los organizadores han visto como se han duplicado las solicitudes de distintos centros para disfrutar de la actividad. El pasado jueves, con ocasión de la octava formación de estas sesiones, fueron alumnos de primero y segundo de Secundaria del colegió La Salle- Buen Pastor los que tuvieron la oportunidad de participar en este ciclo. Estuvieron acompañados

en esta ocasión por la delegada de Educación, Lidia Menacho, que expresó la importancia de

conocer y compartir la cultura de la ciudad. Patricia Moreno, técnico del Ayuntamiento, es la encargada

de impartir las distintas jornadas, a las que siempre le acompañan diferentes artistas de la ciudad que ayudan a poner en práctica todos los contenidos del programa. Esta vez volvió a contar con dos habituales,Eva y Domingo Rubichi,

que desplegaron todo su arte en la peña ‘La Bulería’, situada en uno de los enclaves más especiales

para el flamenco como es el barrio de San Miguel. Moreno entiende estas reuniones como “una serie de sesiones teóricas sobre el flamenco, donde a los pequeños se les incita a participar continuamente. Se les pregunta

a quién conocen, qué saben de la historia del cante y el baile y se les hace un breve recorrido por

su evolución. Incluso a veces algunos se animan y salen a cantar o bailar”. El sitio donde se realizan estas actividades también representan un aspecto importante para

la materia a conocer, “ya los contenidos giran en torno del punto donde nos encontremos, para dfinir los distintos palos”, en palabras de Moreno. Las peñas que abren desinteresadamente sus puertas a este ciclo son ‘La Bulería’,

‘Los Cernícalos’, ‘Tío José Paula’ y el centro cultural Antonio Chacón. José Manuel Rodríguez Martínez, relaciones públicas de ‘La Bulería’, calificó este curso como “maravilloso. Es la oportunidad de acercar el flamenco a niños que

quizás no tienen la suerte de conocerlo de primera mano. Sólo pretendemos incentivar la cultura dentro del futuro de Jerez”. Eva Rubichi respondió a todas las preguntas de los niños, dejando claro que el cante representaba su forma de vida,más que un trabajo. Al final de la reunión, la cantaora sacó a cuatro voluntarios que quisieron

acompañarla junto a Domingo en la actuación que ofrecieron, no sin antes enseñar a todos los asistentes a tocar las palmas por tango, para que de alguna forma todos formaran parte del despliegue del arte que emana de su garganta y las manos de su marido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios