"No se debe perder la esencia; hoy se hace mucho para emocionar poco"

  • La bailaora María del Mar Moreno participa en los foros 'Flamenco en el Aula' en el CAF, junto a la directora del Villamarta, Isamay Benavente, y el representante de las peñas, Antonio Benítez

El flamenco en la escuela..., ¿y esto cómo lo hacemos? Esta cuestión pululaba ayer por el salón de actos del Centro Andaluz de Flamenco (CAF), un espacio en el que se reunieron docentes, periodistas, críticos e investigadores, representantes de peñas y entidades flamencas para debatir las líneas fundamentales del arte flamenco, dentro de la contextualización de las artes en general y de su acercamiento al aula en particular. Una cita que se enmarca dentro de los foros 'Flamenco en el Aula', que se celebra hasta el próximo mes de marzo, organizado por el Ayuntamiento a través de la Delegación de Educación, la Junta de Andalucía y con la colaboración del CAF y la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco.

La jornada de ayer estuvo protagonizada por la directora del Villamarta, Isamay Benavente; la bailaora y gerente de la compañía 'Jerez Puro', María del Mar Moreno, y Antonio Benítez Manosalvas en representación de la Federación Local de Peñas, con la presentación del folclorista y secretario de la Cátedra de Flamencología, Manuel Naranjo, quien lanzó la primera pregunta a los componentes de la mesa: ¿qué es arte en flamenco? Para María del Mar Moreno, hablar de flamenco es muy genérico, "pero para mí no es lo mismo un fandango que una bulería, siento cosas diferentes en cada uno de los palos. El flamenco es arte porque necesita de una persona para realizar, por ejemplo, un espectáculo. Pero para mí, es algo más, es una manifestación que nace del pueblo y creo que es muy importante hablar de este aspecto". En este sentido, la bailaora concluyó que en Jerez "tenemos una gran responsabilidad de conservar este arte, más que en otros lugares".

Sin embargo, Antonio Benítez aseguró que en esta ciudad "todavía no sabemos lo que significa el flamenco. Han tenido que venir otros de fuera para decírnoslo. Y es que este arte lo tiene todo: cante, toque y baile. Es inmenso. Antes el flamenco no salía del pueblo y ahora sí. En cualquier sitio ya te sale un cantaor. De un arte tan íntimo ya se gana dinero y a cualquier cosa se le llama hoy flamenco".

Asimismo, Benavente, como directora del Festival de Jerez, destacó que el flamenco "es una expresión con una raíz muy singular, que puede convertirse en una marca en la que todos estamos involucrados, incluso los propios profesores".

¿Se puede enseñar el flamenco como algo cotidiano en la escuela? Una nueva pregunta que generó aún más debate en la sala, entre los ponentes y el público. María del Mar Moreno explicó que el flamenco "es algo que he vivido desde que era una niña, aunque la vida me haya llevado a ser artista. Lo soy porque quería bailar ese cante. A pesar de la profesionalización, nunca se debe perder la esencia y esto no es vendible. Hoy se hace mucho para emocionar poco". La bailaora dijo en este sentido que los niños son el futuro, "no necesitan ver la técnicas sino ponerles por delante mucho cante y baile". Isamay Benavente propuso además "acercar el flamenco a los niños a través de la diversión".

El próximo encuentro se celebrará el 18 de marzo, en el CAF, a las 17 horas, en el que el eje central será 'Flamenco, comunicación y desarrollo' .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios