El destino del tesoro del Odyssey será el subacuático de Cartagena

  • El director general de Bellas Artes confirma que las piezas serán trasladadas a la localidad murciana antes de fin de año · Más de quinientas mil monedas de oro y plata conforman el hallazgo

El tesoro de la fragata "Nuestra Señora de las Mercedes tendrá su destino final en el Museo de Arqueología Subacuática de Cartagena (Murcia), al que llegará 208 años después de que la nave, con su valiosa carga fuera hundida en el mar.

El tesoro, procedente de la fragata hundida por un barco inglés en 1804 frente a la costa de Portugal, llegó a España el 25 de febrero de 2012 desde Estados Unidos, poniendo fin así a un litigio de cinco años entre España y la empresa cazatesoros Odyssey.

En mayo de 2007, Odyssey anunció el hallazgo en aguas internacionales del Atlántico de un cargamento de monedas de oro y plata, aunque se negó a revelar la nacionalidad y localización exacta del buque en el que se encontró, lo que despertó las sospechas del Gobierno español sobre un posible expolio.

España presentó una demanda contra Odyssey en Estados Unidos para defender la propiedad del tesoro, formado por más de 500.000 monedas de oro y plata.

El Gobierno español presentó ante el juez de Tampa (Florida) encargado del caso documentos históricos que indicaban que el tesoro procedía de la fragata "Nuestra Señora de las Mercedes", que zarpó del entonces virreinato del Perú y fue hundida el 5 de octubre de 1804 frente a las costas del Algarve (Portugal) por barcos ingleses.

Por esa razón, defendió que es patrimonio histórico, además de ser la tumba de más de 250 marinos y ciudadanos españoles y acusó a Odyssey de haber excavado en el suelo marino "en secreto" para extraer el tesoro.

El 3 de junio de 2009 el juez Mark Pizzo recomendó que se entregara a España el tesoro, a lo que se opusieron Odyssey, el Gobierno peruano, que también reclamaba el tesoro, y algunos descendientes de los propietarios de la mercancía, mientras que el Gobierno de Estados Unidos se posicionó a favor de España.

El 22 de diciembre de 2009, otro juez de Tampa, Steven D. Merryday, ordenó la devolución del tesoro a España, pero la empresa Odyssey acudió al Undécimo Tribunal de Apelaciones con sede en Atlanta (Georgia).

Dicho tribunal rechazó un recurso de Odyssey en noviembre de 2011 y otro el 31 de enero de 2012, decisión confirmada días después por el Tribunal Supremo de EEUU, que agotó con ello las posibilidades de la empresa para evitar la entrega del tesoro a España.

El tribunal de Tampa zanjó definitivamente la batalla judicial el 17 de febrero de 2012, cuando ordenó que se ejecutara la sentencia de la Corte de Apelaciones de Atlanta. Dicha sentencia establecía que el tesoro de "La Mercedes", valorado en más de 500 millones de dólares (385 millones de euros), pertenece a España, y que este país podía por tanto llevarlo a su territorio.

Finalmente, el 25 de febrero de 2012, dos aviones Hércules repatriaron a España el tesoro, un cargamento de 21 toneladas, integrado por más de 500.000 monedas de oro y plata, algunos tejidos, fragmentos metálicos y balas de cañón. El 7 de junio también fueron devueltas a España parte de las piezas del tesoro que habían sido depositadas en Gibraltar por la empresa.

Las monedas han permanecido en las dependencias de la Secretaría de Estado de Cultura, en Madrid, donde se ha procedido a su catalogación e inventariado, proceso tras el cual, según anunció ayer el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, Jesús Prieto, se trasladarán antes de fin de año al Museo de Arqueología Subacuática de Cartagena (Murcia).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios