"El disco suena a Jerez y refleja cada una de las épocas de mi vida"

  • Fernando Soto saca al mercado su primer trabajo discográfico avalado por Universal, apadrinado por Pitingo y con el respaldo musical de los jerezanos Manuel Parrilla, Juañares y Pedro Pimentel

Comentarios 11

Con 17 años trincó la maleta y se fue a Madrid buscando un hueco en el cielo artístico del flamenco. Años después y tras "pasar muchas fatigas" Fernando Soto (Jerez, 1983) despega definitivamente en solitario. Lo hace con su primer disco, avalado por Universal y apadrinado por Pitingo.

-Por fin en la calle su disco...

-Sí, el disco se hizo hace un año pero las cosas de las discográficas van lentas, aunque gracias a Dios ya está en la calle. Salió el día 14 y ahora estamos liado con las fechas para la presentación.

-¿Qué es para usted este disco?

-Para mí es el sueño de toda una vida. Desde que era chico llevo trabajando para esto y afortunadamente he conseguido hacerlo realidad. Además, he dado con una discográfica buena como Universal, con un padrino bueno que es Pitingo y más no puedo pedir porque el disco lo componen las canciones que llevo haciendo toda mi vida, desde que tengo uso de razón. En cada canción del disco he reflejado una época de mi vida.

-Para el que no haya escuchado el disco, ¿cómo lo describiría?

-Hay un poco de todo, hay canción, hay bulerías, hay seguiriyas, hay copla... He hecho un variado aprovechando los dotes que tengo, hasta donde llega mi voz y mi persona.

-¿Y cómo ha sido la experiencia en el estudio porque hay artistas a los que no le gusta grabar?

-A mí no me desagrada, pero está claro que ha sido una experiencia nueva. Sinceramente, ha sido difícil porque no es lo mismo cantar en un teatro que hacerlo en un tablao, no tienes que forzar tanto la voz. En el estudio hay unos micros muy buenos, muy caros y eso recoge todo, no hace falta gritar. Al principio no me hacía mucho ángel pero ya me he acostumbrado.

-¿Se parece el Fernando Soto del estudio al del directo?

-No, porque yo cada tema en directo lo hago diferente. Incluso ensayando lo hago dos veces y la primera no tiene nada que ver con la segunda. Ahora además, con esto de las televisiones, estoy haciendo cosas con la música en playback y también me cuesta la vida, no estoy acostumbraíto, pero bueno, todo es acostumbrarse.

-Si nos centramos en su disco, ¿cuál es su tema favorito?

-Me lleno con todas aunque a la que le tengo más cariño es a la copla porque me la pidió mi madre que la hiciera. La he hecho con todo mi corazón y dedicándosela a ella. Le tengo mucho cariño. De todas formas, también me gusta mucho 'Qué sabe nadie', 'Frente al espejo' y 'España Jerez', que es un homenaje a La Paquera. Lo que yo quería en realidad es que el disco sonase a Jerez y se ha conseguido, para ello he contado con artistas de la tierra como Juañares o la guitarra de Manuel Parrilla.

- ¿Llegó a pensar en que el proyecto no iba a salir adelante?

-Sí lo he pensado, porque yo firmé con la discográfica en 2008 y estamos en 2011. Hubo momentos en los que se me quitaban las ganas porque no veía color, pero bueno, también cuando empezamos a grabar el año pasado volví a ilusionarme aunque después se paró todo hasta ahora.

-Se acostumbra uno a la vida de artista porque usted siempre ha sido una persona que va a su aire...

-Sí, ya llevo tiempo en esto y lo he asimilado. Además, detrás de un artista hay siempre un número importante de personas, los managers, los músicos y bueno, trato siempre de que seamos una piña. Yo no soy de esos artistas que tienen un manager y se lo dejan todo a él, a mí me gusta darle a cada uno su sitio, pero todos en conjunto, que así es como se anda.

-¿Qué importancia ha tenido la figura de Pitingo en todo esto?

-Pues ha sido fundamental, pero ya no sólo en el disco, sino también en mi trayectoria artística de unos años para acá. Él ha luchado por él pero también ha luchado por mí. En la discográfica, por ejemplo, ha dado la cara por mí y ha apostado por mí. También estoy ahí porque le he gustado al director de la discográfica, si no, no estaría pero Antonio me ha ayudado mucho y me ha presentado en todos los teatros porque en medio de su espectáculo me daba el sitio, salía yo y me hacía un tema. Ha sido mi padrino artístico, aunque a él le da vergüenza que se lo diga (risas), pero es la verdad.

-¿Ha sido la suya una carrera trabajada?

-Sí, me he tenido que buscar la vida desde pequeño, pero me alegro de que me ocurriera eso porque si no, no sabría moverme en el escenario ni cantar como canto ahora. Yo he sido un niño que ha estado en todos lados porque quería ser artista y quiero ser artista, he nacido con esto, no es que ahora con 20 años me haya dado por cantar, llevo toda la vida. Dicen que el que la sigue, la consigue, y en ello estoy.

-¿En qué espejo se ha mirado?

-A mí me encanta Lola Flores, es mi cinco sentidos en el arte, pero también me gusta mucho La Paquera de Jerez. Luego, el que ya me quita las tapaeras y no me puede faltar es Manolo Caracol. Y eso que lo he descubierto hace poco, pero me encanta, lloro con él.

-¿Qué ha supuesto para usted su estancia en Madrid?

-Madrid ha sido mi maestro porque allí he aprendido muchísimo. Allí hay artistas consagrados y yo he trabajado en los mejores tablaos con artistas que llevan 40 años cantando y bailando. He trabajado con los hijos de Manolo Caracol, con Luisa y Manuela Ortega, con gente de la Compañía de Lola Flores como Tío Canto y Toni Maya, he trabajado con nombres importantes que me han hecho aprender mucho.

-Ahora va a presentar su disco en Madrid, pero ¿le haría ilusión hacer algo parecido en su Jerez?

-Hombre, para mí sería un orgullo presentarlo en mi tierra. Dicen que es difícil que un artista sea profeta en su tierra y en Jerez más porque la gente entiende mucho de cante, pero bueno, a mí me haría ilusión.

-La copla ha recuperado puestos en los últimos tiempos, ¿qué opina de eso?

-Que es una satisfacción para la gente como yo a la que nos encanta la copla. La copla y el flamenco son músicas de España de toda la vida y eso no se puede perder. La copla es muy bonita y esos maestros como Quintero, León y Quiroga dejaron un abanico de temas a cual más bonita, igual que en el flamenco nos lo dejó Caracol, Mairena o La Niña de los Peines. Cada música en su gremio tiene su valor y la copla espero que sea el futuro de España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios