Cultura

El ejercicio de "arqueología" dramática de García Larrondo

  • El dramaturgo portuense devuelve a la 'vida' sus primeras piezas en 'Theatrvm Fugit'

Portada de 'Theatrum Fugit' flanqueada por fotografías de Juan García Larrondo actualmente y en sus comienzos. Portada de 'Theatrum Fugit' flanqueada por fotografías de Juan García Larrondo actualmente y en sus comienzos.

Portada de 'Theatrum Fugit' flanqueada por fotografías de Juan García Larrondo actualmente y en sus comienzos.

El Teatro que se fue, el que se nos escapa, el que se desvanece. Ese hijo legítimo entre "el Tempvs Fugit latino" y "el Theatrvm Mundi de Calderón". Ese Teatro, el de las primeras obras que escribió, es el protagonista de Teatrvm Fugit, la última publicación firmada por el dramaturgo Juan García Larrondo, que se presenta esta tarde, a las siete y media, en la Biblioteca Pública Provincal, dentro del ciclo Letras Capitales del Centro Andaluz de las Letras.

"Quizás hemos hecho un ejercicio de arqueología y hemos tratado de devolver un poco de vida a ese tipo de dramas que, en el fondo, eran las primeras formas teatrales que las personas tuvimos de comunicarnos y hablar sobre nuestras naturalezas los unos a los otros", reflexiona el escritor portuense sobre esta obra que es el resultado del trabajo de "todo un año" en la que ha reunido, revisado y actualizado sus primeras piezas dramáticas "junto a la Editorial Dalya que han realizado una edición hecha con mucho mimo y trabajo", destaca.

"Ha sido mucho tiempo de trabajo, ya sabéis que el teatro no es un género muy seguido a nivel literario, y por eso quería rescatar del olvido estas piezas, darles la oportunidad de volar entre nuevas páginas y quién sabe si en nuevos escenarios...", desea Larrondo que, al menos esta tarde, verá su anhelo cumplido cuando algunos de sus amigos y actores - Charo Sabio, Pepe Bablé, Manuel Morillo y Désirée Ortega Cerpa- realicen la lectura dramatizada de la pieza breve e inédita que da título al libro para concluir el acto de presentación.

Entre las piezas que García Larrondo ha revisado para este volumen están El último dios, "inspirada en Memorias de Adriano", adelanta, además de "dos textos que escribí a la manera historicista de los dramones antiguos cuando era un osado jovencillo", bromea. Las piezas a las que se refiere Larrondo son las que están dedicadas a la reina Zenobia de Palmira y al rey poeta Al Mutamid. "Bueno, hay un cuarto texto, uno breve muy reciente que da título al libro y que es un diálogo ficticio que mantengo con Lorca y alguno demis personajes, como si fuéramos Dante y Virgilio en La Divina Comedia camino del abismo", apunta el autor que define a Theatrvm Fugit como la plasmación de sus "fantasías y recreaciones personales y literarias" a las que, "supongo que por mis querencias como historiador", les dedicó "muchas horas de estudio y de investigación". Y es que "además de comedias alocadas e irreverentes, a veces me dio por estas obras más serias que me ha emocionado mucho desempolvar del olvido a ver si puedo prolongar sus vidas un poquitín más", relata Larrondo que "casi 30 años después" de empezar esta camino sigue luchando "con todas mis fuerzas", dice, "para que, en la medida en que me sea posible, el teatro como literatura siempre permanezca".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios