"Los empresarios son para mí los auténticos héroes del siglo XXI"

  • La colaboradora de Diario de Jerez, Fátima Ruiz de Lassaleta, ingresó ayer como nuevo miembro de número en la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras

Comentarios 1

La colaboradora de Diario de Jerez, Fátima Ruiz de Lassaleta, es desde ayer nueva académica de número de la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras. Si hace unos días ingresó también en esta institución la historiadora y bodeguera Carmen Borrego Pla, institución a la que también pertenece la poetisa Vicenta Guerra Carretero, Ruiz de Lassaleta viene de esta manera a engrosar las ‘filas’ femeninas con un discurso que tituló ‘In vino veritas’, discurso al que respondió el académico Francisco Fernández García-Figueras.

Tras su ingreso, la nueva académica señala que, sobre todo, viene con la intención de aportar “mi jerezanismo, porque a mí todo lo que huela a Jerez y a vino de Jerez me interesa muchísimo desde niña y por los veinte años que he estado trabajando en el sector del vino. Quiero colaborar con la Academia en aquellas actividades para las que mi experincia como organizadora y comunicadora pueda ser útil en mis ratos libres”.

Cuando comenzó la crisis del sector, ella ya no trabajaba allí, por lo que reconoce que “la crisis bodeguera la he vivido un poco en la distancia porque, aunque sigo en activo, ya no estoy en el sector, sino en una Fundación de Beneficencia de Utrera”. No obstante, cree que “hay que insistir en el futuro del jerez, trabajar como trabajan varias empresas familiares que están en Jerez, Sanlúcar y El Puerto e insistir en las posibilidades que todavía tiene nuestro vino y el brandy, con nuevas fórmulas de invitación a su consumo, para que esté siempre presente en la gastronomía, desde la cocina hasta la mesa y la sobremesa. Si se consigue eso habremos cubierto los objetivos”. Asimismo, está convencida de que “los empresarios son los auténticos héroes del siglo XXI. No lo son los políticos ni los militares en siglos pasados. El esfuerzo que hay que hacer para mantener los costos de las empresas son hoy tan grandes que todos los que tenemos un trabajo debemos ser responsables y responder plenamente a esa heroicidad”.

Fátima Ruiz de Lassaleta también es una apasionada del patrimonio arquitectónico de la ciudad, especialmente de las bodegas, las casas-bodega y la casa en general “como forma de vivir la familia que ha variado tantísimo, ya que hoy lo que predominan son las inevitables construcciones en bloques”.

En este sentido considera que “la conservación del patrimonio arquitectónico es muy difícil y costosa, pero pienso que hay iniciativas privadas que lo están manteniendo en unos casos. En otros están siendo utilizado por instituciones como sede, lo que también implica su conservación. Lo que me apena es que una bodega sea dividida para diferentes usos”.

Ruiz de Lassaleta hizo también un llamamiento a la sociedad jerezana “porque las actividades que organiza la Real Academia de San Dionisio están abiertas al público. Lo que ocurre es que todavía hay una cierta apatía de la sociedad a participar en este tipo de actividades culturales, cuando son conferencias que merecen la pena. Durante todo el año hay temas de interés”.

Ahora, entre sus proyectos se encuentra la realización de un libro de viajes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios