Un epistolario para el futuro

  • La Fundación Caballero Bonald digitaliza y microfilma 2.000 cartas y postales del escritor jerezano

"¿Qué nuevas mierdas nos traerá 1966?". Alberti también se lo preguntaba, como muchos ciudadanos de la época, en una carta dirigida a Caballero Bonald. Estas palabras no se las llevó el viento. El papel en el que quedaron plasmadas, y que permanece en la Fundación que lleva el nombre del autor jerezano, tampoco. Ni mucho menos. El manuscrito tiene una esperanza de vida de, por lo menos, 500 años más gracias a la digitalización y microfilmación de esta misiva, y otras 2.000 cartas y postales más pertenecientes al archivo epistolar de Caballero Bonald, que custodian en la Fundación.

Este proyecto, que ha sido financiado mediante subvención del Ministerio de Cultura y la colaboración de Cajasol, se ha llevado a cabo durante el año 2007, con un coste de 9.615 euros, y ha constado de dos fases. Por un lado, la catalogación, por parte del equipo de la Fundación, de las cartas que se guardan en dicha institución, remitidas al autor jerezano por escritores españoles de diversas generaciones, tanto españoles (Grupos del 27, primera generación de posguerra, Generación del 50, Novísimos, etc.), como de otros países (Grupo Mito de Colombia, escritores portugueses, americanos, etc.). Por otro lado, la posterior digitalización y microfilmación de las mismas, a cargo de una empresa externa especializada.

La iniciativa fue presentada ayer por la alcaldesa, Pilar Sánchez, la delegada de Cultura y Fiestas, María Dolores Barroso, el director territorial de Cajasol, Javier López; el director de Sistema de Tratamiento Documental, Eduardo Rodríguez, y el director de Tratamiento de Archivos, Miguel Ángel Luque.

Las cartas, que están fechadas entre 1945 y 2006, son las que José Manuel Caballero Bonald ha ido recibiendo a lo largo de su extensa vida como creador. Autores de diversas generaciones y grupos literarios firman este epistolario: escritores del 27 (Luis Cernuda, Rafael Alberti, Jorge Guillén, Max Aub, Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso o María Teresa León), del 36 o primera generación de posguerra (Camilo José Cela, Carlos Bousoño, Gabriel Celaya, Carmen Conde, Leopoldo de Luis, Blas de Otero, Leopoldo Panero, Dionisio Ridruejo...), del 50, generación a la que pertenece Bonald (Ignacio Aldecoa, Josefina Aldecoa, Carlos Barral, Antonio Gamoneda, Juan García Hortelano, Jaime Gil de Biedma, Ángel González, José Agustín Goytisolo, Fernando Quiñones, Claudio Rodríguez, José Ángel Valente, Pilar Paz Pasamar...), así como críticos y miembros de grupos literarios más recientes.

También se ha procedido a la digitalización de la correspondencia recibida de escritores hispanoamericanos, ya que Bonald fue profesor universitario en Colombia, donde entabló amistad con miembros del Grupo Mito (Jorge Gaitán, Hernando Valencia, Eduardo Cote, etc.), y ha mantenido desde entonces contactos con América (Mario Benedetti, Abel Posse, Mario Vargas Llosa, Isabel Allende...), y de la correspondencia recibida de autores europeos como José Saramago, Ian Gibson, Robert Marrast, etc.

"El objetivo de la digitalización y microfilmación del archivo es que pueda ser utilizado por investigadores sin riesgo de deterioro. Ello supone además un avance en la línea de modernización que la Fundación se viene imponiendo", comentó la alcaldesa, que deslizó la posibilidad de reunir, en un futuro, en un libro todas estas cartas y postales. Asimismo, la Fundación está estudiando la posibilidad de 'colgar' esta correspondencia en Internet.

La tarea técnica la ha realizado la empresa Tratamiento de Archivos S.L., y la información ha sido vertida al programa software 'Alchemy'. "La microfilmación -comentaron desde la empresa encargada del proyecto- permitirá que, aunque la edición digital del archivo se pierda, las cartas queden custodiadas en este formato hasta, por lo menos, 500 años más".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios