'Una exhibición peligrosa' que permanece 44 años después

  • Carlos Edmundo de Ory presenta la reedición de su libro de narraciones

No se conoce del todo a Carlos Edmundo de Ory hasta que no se han leído sus relatos. Y ayer, muchos jerezanos tuvieron la oportunidad de profundizar más en la prolífica obra del autor gaditano, afincado en Francia desde 1955, a través de la reedición de su libro Una exhibición peligrosa. A la cita, celebrada en el Cabildo Viejo, acudió el propio autor, la alcaldesa, Pilar Sánchez, y el escritor Jesús Fernández Palacios, encargado de presentar la obra.

Una exhibición peligrosa se publicó por primera vez en 1964 de la mano de la Editorial Taurus. Ahora, Ediciones del Viento, originaria de A Coruña, ha decidido reeditar la obra dentro de la colección 'Viento del oeste. Narrativa occidental del siglo XX. Lectura de nuestros padres'. "Carlos es, además de nuestro padre literario, nuestro abuelo. Al que le debemos respeto. Y al que le demostramos todo nuestro cariño cada vez que nos visita", comentó Fernández Palacios, que echó en falta una mejor distribución de las obras de Carlos Edmundo, "una de las causas principales por la que la obra de este autor no se conoce lo suficiente", a lo que añadió su residencia en el extranjero. "Carlos tiene una obra considerable, es un gran poeta, pero también es un gran narrador. Confiemos en que la distribución en este caso sea buena", dijo esperanzado Fernández Palacios.

La obra que se presentó de nuevo ayer, 44 años después, consta de 26 cuentos. Un hito de la narrativa de posguerra que ya dejó boquiabiertos a los lectores de entonces, "y que volverá a hacerlo hoy a las personas que se sumerjan en sus páginas", aseguró el presentador, quien dijo de Ory que, como los surrealistas "trabaja también mientras duerme".

"Estoy aquí para contar cuentos", dijo Carlos Edmundo de Ory, rodeado de amigos, antes de iniciar la lectura de sus narraciones: "Un cierto predicador de una de las tantas religiones menores que pueblan la tierra, no incluida en las estadísticas, pero cuyo número de adeptos había crecido últimamente en medida considerable (hasta promover la alarma en los partidarios de otras sectas), se puso un buen día a predicar a voz en cuello ante un grupo, harto nutrido, de celosos neófitos, quienes, pendientes de los proféticos labios, sintiéndose gradualmente iluminados, finalizaron por caer en éxtasis...", leyó para comenzar Ory.

Se mostró emocionado "y entre amigos", la misma frase que utilizó la alcaldesa a la hora de darle la bienvenida al autor. Pilar Sánchez destacó que no quiso dejar pasar la oportunidad de compartir con el poeta una nueva cita, ya que no es la primera vez que Ory presenta sus trabajos en nuestra ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios