"El flamenco es algo celestial, por eso se comprende en todo el mundo"

  • Carmen Calvo inaugura las jornadas conmemorativas de los 25 años del CADF con una conferencia llena de anécdotas

Comentarios 1

La exconsejera y exministra Carmen Calvo inauguró ayer las jornadas conmemorativas del veinticinco aniversario del Centro Andaluz de Documentación del Flamenco. Lo hizo con la conferencia titulada 'El CADF: Patrimonio material del flamenco' y que congregó a numerosos artistas, políticos y aficionados al mundo del flamenco en el salón de actos del Palacio Pemartín.

Tras la presentación de María Ángeles Carrasco, directora del Instituto Andaluz del Flamenco, en la que incidió especialmente en que "parte de la historia de esta casa es tu historia", la cordobesa se adentró en vivencias, conceptos y experiencias personales para enaltecer, por encima de todo, algo "que como se dice ahora, nos la hemos bajado de algún lugar celestial y pertenece al planeta, por eso lo comprenden en cualquier sitio del mundo", apuntó. Porque para ella el flamenco "es algo más que una música, es algo que por su condición natural es muy difícil de definir, por eso siempre digo que como el flamenco no hay casi nada".

Calvo cimentó su discurso en su condición de andaluza y en sus vivencias en su Cabra natal donde creció en una familia muy aficionada al flamenco. También usó como sostén su experiencia en la política, recordando anécdotas con algunos de sus compañeros, y su amplio recorrido en el mundo de la cultura pues durante toda su conferencia aludió opiniones y detalles de genios como Picasso, Pastora Pavón 'Niña de los Peines' y Lorca.

Sencilla y cercana, "me voy a quedar en Jerez porque me han dicho no sé cuántas veces guapa desde que he llegado", -señaló-, Carmen Calvo ensalzó "el respaldo solemne que los andaluces tenemos al flamenco, que se defiende solo, pero debemos cuidarlo y mimarlo" y lamentó que "haya tantas cosas patrimonio de la humanidad, porque a veces pierden valor las que están".

Durante sus casi tres cuartos de hora de intervención, los elogios a este arte fueron constantes, llamándole "misterio y verdad", "diamante en bruto" o que, junto al jazz, "encierra un alma particular".

Por último, agradeció que las generaciones de artistas se hayan preocupado por mantener el flamenco "porque sinceramente, hace quince años me preocupaba que no se respetaran las fuentes, algo que al final se ha hecho".

Tras su conferencia, a la que asistió el concejal Antonio Montero, un hecho llamativo porque no es usual ver políticos de otros partidos en este tipo de actos, fue Juana la del Pipa y su cante ancestral quien adquirió el protagonismo. Juana, que estuvo acompañada a la guitarra por Pepe del Morao, exhibió su sabiduría cantaora que fue recibida con aplausos por el numerosos público que llenaba la sala.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios