"He hecho mío el personaje de 'Frankenstein''

  • El artista roteño hace de 'Criatura' "muy humana" en la puesta en escena de esta obra de Mary Shelley, que se pondrá ver hoy en el Teatro Villamarta; una lectura del clásico muy novedosa

Comentarios 5

El Teatro Villamarta acoge hoy el espectáculo 'Frankenstein', con versión y dirección de Gustavo Tambascio, sobre la célebre novela 'Frankenstein o el moderno Prometeo' de Mary Shelley. José Luis Alcedo (Rota, 1981) es 'La criatura' y uno de los protagonistas de esta obra junto a Javier Botet y Raúl Peña. Una lectura del clásico tan cercana a la original que termina por resultar novedosa.

-¿Que siente al estrenar una obra tan destacada en su tierra?

-Me parece un lujo y un placer. Por circunstancias económicas no se ha podido estrenar en Rota, en el auditorio casi de nueva construcción y en el que mi padre ha sido el carpintero. Me hubiera gustado actuar sobre esas tablas, las que mi padre construyó. Pero bueno, Jerez es otra de mis casas y también es Cádiz (ríe). Aquí he estudiado varios años. Y bueno, al teatro va a venir una tropa de amigos que nunca me han visto actuar en algo tan profesional y esto es mucha responsabilidad, un reto. No dejo de ser un chaval del pueblo de al lado y actuar aquí es muy especial.

-Ya viene usted de hacer una gira grande..., que no es tontería.

-Claro, claro. Una gira nacional e internacional en los mejores teatros. Así llevamos más de un año y acabaremos en Euskadi en marzo, total que termino en Cádiz de igual forma (bromea). Este espectáculo es de una magnitud considerable que cuenta con la dirección de Gustavo Tambascio, director de ópera y zarzuela, que ha hecho una obra de teatro rozando el género operístico y tiene música en directo.

-¿Cómo es 'La criatura'?

-Un bicho que no veas. Es la criatura más humana que el espectador puede ver de todas las versiones que estamos acostumbrados de 'Frankenstein'. Tenemos la imagen de un ser con la cabeza cuadrada, verde y dos tornillos en la sien que no es más que un código cinematográfico, que triunfa en cine, para darle al monstruo ese clima de terror. Pero de lo que realmente trata la novela es de un monstruo que no da tanto miedo, sólo por sus características físicas. Una persona hecha en un proceso anormal, aunque en esa criatura radica la belleza física. Lo que hace monstruoso a la criatura es esa capacidad de aprender tan rápido. Cuando le rechaza el padre, y el resto del mundo, va a reclamarle su paternidad y una compañera, porque sabe lo que es ser rechazado. Y el creador planteándose si es correcto y moral crearla. Todo un conflicto.

-¿Es uno de sus papeles más complicados que ha hecho?

-Bueno, he hecho otros personajes como el Dioniso de 'Las Bacantes' con características muy similares a 'La criatura'. Es todo fuerza y rabia. Este personaje es un regalo porque es un clásico. Es excepcional. Da mucho juego, es muy visceral. A mí me encanta el teatro clásico, he estado en la Escuela de Málaga y allí me dieron muchas herramientas. Este personaje y el texto los he hecho míos. Es el 'Frankenstein' de José Luis Alcedo. La parte de la creación, la infantil, la hace Javier Botet, y luego ya entro yo. Esto no es un trabajo, es mi vida. Si me lo tomara como un trabajo no estaría aquí. Me dedico a esto a todos los niveles porque soy músico también.

-¿Qué hay de 'criatura' en usted?

-Mmmm..., esa lucha del personaje con la sociedad, aunque la relación con mi padre es buenísima (ríe). No entiendo por qué se mata, por qué existen las guerras, por qué se utiliza a la gente... Todo lo que se plantea 'La criatura' porque lo ha sentido en sus carnes. Y yo lo he sentido cuando he salido del pueblo y he llegado por ejemplo a Madrid, donde me he encontrado cosas que no me han gustado y no paraba de preguntarme por qué.

-¿Y qué le aporta usted a ella?

-La fuerza, la energía, el fuego del corazón porque le arde el corazón de amor ya que nadie lo entiendo y él quiere que lo quieran, que su padre lo quiera.

-¿Pero un tornillo tipo 'Frankenstein' sí que le debe faltar a usted para hacer este papel?

-(Risas). Lo tengo en la maleta. Mi compañero el violinista Álvaro Alvarado me regaló uno y me dijo: toma, el que te falta, por todo lo loco que estamos los actores. Se me cayó hace mucho tiempo y estoy muy feliz sin él. Lo encontré pero todavía no me lo quiero poner.

-¿Qué proyectos tiene a la vista?

-Bueno yo pertenezco también a la compañía de Rota 'La madriguera', con quien empecé a los 16 años, y ya estamos preparando la obra 'La familia del anticuario', de Goldoni, como celebración del bicentenario de La Pepa. Es una comedia del arte que estrenaremos en El Falla y recorrerá la provincia. La verdad es que por ahora no me falta trabajo, estoy teniendo suerte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios