Los hermanos Coen, los tapados de los Óscar con 'Valor de ley'

  • Un total de diez candidaturas la reconocen como una de las grandes películas del año

Tras quedar aparcados de los Globos de Oro y en la mayoría de los premios de la temporada, los hermanos Coen y su magnífico western 'Valor de ley' pueden convertirse en los tapados de los Óscar, que con diez candidaturas sí la han reconocido como una de las grandes películas del año.

Mientras 'La red social' ha arrasado en todos los galardones otorgados hasta el momento, 'Valor de ley' ha ocupado un último y oscuro plano con una ausencia injustificada a la que ahora los Óscar y los Bafta ponen remedio, de momento con candidaturas. Diez nominaciones para los Óscar -dos más que 'La red social' y dos menos que 'El discurso del rey'- y siete para los Bafta británicos. Cifras que colocan a 'Valor de ley' donde se merece estar, es decir, entre lo mejor que ha ofrecido el cine este año.

Un western en estado puro en una época dominada por la tecnología es lo que ofrecen Joel y Ethan Coen en 'Valor de ley', un remake del filme del mismo título con el que Henry Hathaway no sólo firmó un clásico sino que también ofreció a John Wayne el papel con el que conseguiría su único Óscar en 1969.

Difícil parecía superar un original que no ha envejecido con los años y en el que ni faltaba ni sobraba nada.

Lo que han hecho los Coen es volver a la fuente, es decir, a la novela que dio pie a la película, de Charles Portis. Y con unos pequeños ajustes y un reparto afinadísimo han logrado un resultado a la altura de los grandes clásicos de un género denostado en los últimos tiempos, pero con gloriosas excepciones, como 'Sin perdón' (1992).

Eso sí, aunque basada con gran fidelidad en el libro de Portis, 'Valor de ley' contiene la fina ironía típica de los títulos de los Coen, los momentos cómicos en medio del drama y los personajes que rayan el surrealismo más absoluto. Un estilo con el que los hermanos Coen han conseguido ya cuatro premios de la Academia de Hollywood. Mejor película, dirección y guión por 'No es país para viejos' (2007) y mejor guión por 'Fargo' (1996). Y que repiten para crear un envoltorio de lujo en el que han vuelto a contar con Jeff Bridges.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios