El hombre contra lo humano

  • La Zaranda estrena este sábado en el Temporada Alta de Cataluña su última obra, 'El régimen del pienso', una "necropsia" de la sociedad y el arte actual · El María Guerrero y el Central, próximas paradas en 2013

Comentarios 1

Pienso, pienso, pienso, pienso... ¿Qué pienso?... Pienso, pienso... Es un mantra al comienzo del montaje. Metáfora del hombre como simple mecanismo en la maquinaria de producción. Como aquel Chaplin de Tiempos modernos. Porque no es una obra tan contemporánea como en un principio pudiera pensarse en una época en la que por desgracia se han impuesto las regulaciones de empleo. En este montaje también están de plena actualidad Galdós y ese Larra de Vuelva usted mañana. La política, la tecnocracia y la burocracia más ajena a la medida del ser humano viene de lejos. El hombre como principio de rentabilidad, el hombre como mera ecuación aritmética, aplastado por una evolución técnica que lo ha aislado por categorías de rendimiento. Los hombres contra lo humano, que diría el dramaturgo y filósofo parisino Gabriel Marcel. La Zaranda piensa en el hombre en severos tiempos de deshumanización. Teatro a modo de "necropsia", según exponen en la sinopsis del trabajo, de una sociedad que languidece golpeada por la crisis económica pero con una ruina interior mucho más profunda. Son las premisas argumentales que sustentan El régimen del pienso, el décimo tercer espectáculo de la compañía teatral jerezana, cuyo estreno tendrá lugar este próximo sábado 3 de noviembre en el festival Temporada Alta de Cataluña.

En coproducción por segunda vez consecutiva con esta muestra con sede en Girona y Salt tras la experiencia con el sainete espectral de Nadie lo quiere creer, esta nueva y profunda reflexión de La Zaranda, Premio Nacional de Teatro en 2010 por Futuros difuntos, parte de una epidemia en una fábrica porcina que va contagiando a un personal que se va eliminando por causas del descenso drástico en la producción. Esta simulación es pasaje de esa autopsia que, a su vez, también disecciona minuciosamente el estado actual del teatro, en particular, y del arte, en general. "Dentro de este estado, ¿cuál es el sentido del arte? ¿Degradarse también a cumplir una mera función en esta maquinaria?", pregunta Eusebio Calonge, autor de una compleja pero riquísima dramaturgia que por momentos se te indigesta. Y él mismo replica: "Una vez más, es el teatro quien desentierra a este cadáver, donde ya no se puede determinar si la corrupción del corazón comenzó antes de la muerte o fue causa de ésta. Es difícil hallar las razones de la muerte en quienes no la tuvieron para la vida".

En este espectáculo "duro y sin concesiones", como lo define sin ambages su director, Paco de La Zaranda, la compañía jerezana encara uno de los mayores saltos evolutivos en una trayectoria poética, conceptual y teatral que el año próximo cumplirá 35 años sobre la escena nacional e internacional. Este autodenominado grupo de Teatro Inestable de Andalucía la Baja pareciera ir siempre a contracorriente y, como asegura en tono irónico su director, "ahora que todas las empresas se desprenden sin miramientos de personal, tal y como refleja por momentos esta obra, nosotros hemos contratado a otro actor para este montaje". De hecho, el vallisoletano Javier Semprún es el protagonista y uno de los grandes alicientes de El régimen del pienso, un espectáculo que cuenta, además, con el trío de actores habitual del grupo: Gaspar Campuzano, Enrique Bustos y Francisco Sánchez.

Con vida desde 1978 y después de haber llevado sus espectáculos a más de 30 países de tres continentes, los jerezanos de La Zaranda abordan ahora este nuevo trabajo con su compromiso artístico intacto y bajo el desarrollo de esa permanente búsqueda expresiva que les ha válido prestigio nacional e internacional. Aparte de tener cerrados ya compromisos para girar la producción por países americanos como Argentina, Brasil y México, uno de los hitos para la compañía será recalar con este nuevo espectáculo en el Teatro María Guerrero de Madrid, gestionado por el Centro Dramático Nacional, entre el 18 de junio y el 7 de julio del año próximo. Antes, los días 10 y 11 de mayo, tendrá lugar el estreno del trabajo en Andalucía. Concretamente, en el sevillano Teatro Central.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios