El isleño José Caraballo, cogido por el toro de su alternativa

  • Intervenido en la enfermería de la plaza de Valverde del Camino, fue trasladado al hospital de Río Tinto con una cornada de treinta centímetros y fractura de peroné

José Caraballo ha pagado con la sangre de una cornada de pronóstico reservado su apuesta por continuar su lucha por ser torero tomando la alternativa con una corrida de toros de Adolfo Martín y Celestino Cuadri, en la plaza de toros de Valverde del Camino, donde el año pasado triunfó en una novillada de Prieto de la Cal.

Era el primer toro de la alternativa, un astado de Adolfo Martín con el nombre de una reata de garantía en esa casa: "Malagueño",, número 38. Sus compañeros habían cedido al toricantano isleño, antiguo alumno de la Escuela "Paquiro" de Chiclana, la elección del toro de la ceremonia.

Pero Caraballo, que vestía de blanco y oro, se encontró con un animal complicado, que le avisó varias veces hasta que le echó mano en el tercio de muleta. Le caló el muslo y el torero, con rotura ósea producida por la cornada, no pudo levantarse. Una vez hecho el quite, fue trasladado a la enfermería.

Inmediatamente llamaron a esta redacción varios aficionados de San Fernando. Desde la Isla y Chiclana se habían desplazado más de doscientas personas para apoyar el torero, buen parte de ellas en dos autobuses, como el antiguo novillero Diego pacheco o Curro Castañeda. Caraballo sufrió una ornada en el tercio medio del muslo izquierdo, en la cara externa, que provoca una fractura completa y abierta del tercio superior del peroné. La herida tiene una trayectoria única de 30 centímetros hacia dentro y hacia arriba. Se le interviene en la enfermería. La consternación de los aficionados fue notable.

En cuanto al resultado del festejo, con tres cuartos de plaza se jugaron tres toros de la ganadería de Adolfo Martín, primero, segundo y tercero, que fueron complicados los dos primeros y justo de fuerzas el tercero; y otros tres de Celestino Cuadri, con exceso de kilos y desiguales de juego. Destacó el quinto de la suelta.

José Caraballo, que tomaba la alternativa, herido en el toro de la alternativa. Javier Valverde, saludos, oreja y dos orejas. Joselillo, oreja, silencio y silencio. Al cierre de esta edición el torero fue trasladado al hospital con pruebas radiológicas prescritas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios