La memoria y la verdad marcan el Premio Cervantes

  • El poeta argentino Juan Gelman fue galardonado y considerado representante de la poesía contemporánea hispanoamericana

El poeta argentino Juan Gelman recibió ayer el premio Cervantes en manos del Rey, en una ceremonia en la que las referencias a su vida, marcada por el exilio y el sufrimiento, se han cruzado con su condición de poeta "desgarrador".

En el Paraninfo de la Universidad de Alcalá, el Rey, que calificó al poeta como uno de los más valiosos de los últimos tiempos, destacó que pese a su vida dramática "no se ha visto mermado su compromiso a favor de la dignidad humana, así como en defensa de los derechos humanos, de la verdad y la justicia". Y es que este autor argentino ha tenido que ver cómo la dictadura militar argentina le persiguió a él, le arrebató a su hijo de 20 años, a su nuera embarazada y le quitó a su nieta, Macarena. Por todo ello, el emocionante discurso que Gelman pronunció en la ceremonia de entrega, ha traído el recuerdo del dolor y la memoria de los desaparecidos, su compromiso con los derechos humanos, la verdad, y su amor por la palabra poética. "Escribo para vivir", precisó recordando a la poeta rusa Marina Tsvetaeva

El escritor realizó una encendida defensa por la recuperación de la memoria: "Las heridas aún no están cerradas. Laten en el subsuelo de la sociedad como un cáncer sin sosiego". También recordó que en el exilio encontró consuelo a sus heridas en la mística de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, y en toda la obra de Cervantes, con la que descubrió "la verdad del sufrimiento". El poeta tuvo ayer palabras de elogio para la situación actual española "empeñada en rescatar su memoria histórica, único camino para construir una conciencia cívica", precisó.

El ministro de Cultura, por su parte, declaró que Gelman "es representante de la más contemporánea poesía hispanoamericana, la que inició su transformación radical mediante la voz diferente del humanismo libre de prejuicios, inconformista y audaz".

Tras finalizar el acto y la escucha del Gaudeamus igitur, el premiado y los asistentes salieron al patio central de la universidad y se hicieron la foto de familia que inmortaliza el galardón junto a los Reyes.

Después, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, elogió la poesía "doliente" y "cargada de alma" del galardonado y se mostró convencido de que "sin memoria, no habría creación literaria, artística e intelectual". A lo que añadió que el poeta sí ha apostado por "dar un paso atrás" y respetar los sentimientos de las personas que han sufrido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios