Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

El milagro de la coproducción pone en escena "dos joyas" líricas del XX

  • Los teatros Arriaga de Bilbao, Cervantes de Málaga, Gran Teatro de Córdoba y Villamarta ofrecen mañana un paseo por las emociones con las óperas 'El secreto de Susana' y 'La voz humana'

De la comedia a la tragedia, del amor al desengaño, de las risas a las lágrimas. El Teatro Villamarta ofrece mañana sábado, a las ocho de la tarde, un paseo por todos los estados de la emoción, a través de las óperas 'El secreto de Susana' de Wolf-Ferrari y 'La voz humana' de Poulenc. Dos títulos coproducidos por el Teatro Cervantes de Málaga, Gran Teatro de Córdoba, Teatro Arriaga de Bilbao y el coliseo jerezano. "Dos joyas" de la lírica del siglo XX en un solo espectáculo, que cuenta con la dirección escénica de José Luis Castro, la musical de Lorenzo Ramos y el vestuario de Lorenzo Caprile.

"El humor y la comedia", en palabras de Castro, inundarán el escenario con 'El secreto de Susana', donde se presenta a un matrimonio recién casado. La condesa Susana -rol que interpreta la soprano Isabel Rey- y el Conde Gil- personaje que corresponde al barítono Javier Franco- aparecen en su palacio junto a su criado -el actor Nigel Leach- en un contexto en el que un equívoco -el olor a tabaco (no se fuma tabaco realmente)- hace sospechar al marido de que su mujer tiene un amante. El enredo amenaza con hundir la relación.

Una similar escenografía traslada al espectador a una situación bien distinta: la de la tragedia de 'La voz humana'. Han pasado cinco años y se puede ver "a la condesa Susana que conocimos al principio, pero el conde Gil está al otro lado del teléfono", explica el director de escena. Aunque aparece en algún momento el mismo criado, el espectador ya contempla la segunda parte de la función. "Entre todos hemos buscado la solución para unir ambas óperas. Hemos conseguido que esas dos historias se conviertan en un solo espectáculo que llegue a la gente", señala José Luis Castro.

Este paso del registro cómico al dramático cuenta con una única protagonista sobre el escenario: la soprano Elisabete Matos, en el papel de Ella. "Un papel gratificante, pero difícil", asegura la artista. Gratificante porque es "un tema actual, estamos ante una mujer que sabe que su relación de pareja no tiene futuro y utiliza todas sus armas a su alcance para evitar la ruptura", señala. Sin embargo, el fin de la relación sentimental se vuelve inevitable a medida que avanza la obra y la fémina acaba en un estado próximo a la locura.

El director musical, que al igual que Isabel Rey, debuta en el Villamarta, aseguró que este coliseo jerezano "se ha convertido en un exponente de la lírica en España", y alabó la idea de la coproducción de dos títulos "dentro de unas condiciones de calidad que hacen que estemos en un presencia de una novedad que va a suponer una sorpresa para los aficionados de la lírica. Dos obras que casi nunca antes se habían visto juntas en el escenario y que no tienen nada que ver entre sí. Ha sido muy interesante aunar ambas historias, que son las dos caras de la misma moneda: la vida". Ramos, que recordó el lenguaje clásico de estas puestas en escena, aunque sean obras del siglo XX, subrayó la interpretación de la Orquesta Filarmónica de Málaga.

La directora del Teatro Villamarta, Isamay Benavente, apuntó que es un "placer presentar estos dos títulos que veremos el sábado en el coliseo. Es la primera vez que conseguimos coproducir un título entre cuatro teatros españoles. Ha habido que ponerse de acuerdo en todo, algo que no es tan fácil, y por ello para mí es motivo de orgullo y satisfacción presentar el resultado de tanto trabajo". "Me parece además -añadió- que en tiempos de crisis hay que favorecer la colaboración".

Tras su estreno en Málaga y su reciente representación en el Arriaga, se pone en escena en Jerez y finalizará su gira en Córdoba.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios