Los músicos de la OJA hacen sonar sus protestas en toda Andalucía

  • Jerez acoge una concentración de unos 40 músicos de la provincia y miembros de la orquesta y coro que se repitió en otras ciudades andaluzas · Critican el nuevo plan de la Junta y el cese de Michael Thomas

Comentarios 3

El calendario de concentraciones de los músicos pertenecientes a la Orquesta Joven de Andalucía y al Joven Coro en protesta por los recortes presupuestarios de la Consejería de Cultura [la partida en 2011 para ambas formaciones se limita a 250.000 euros en total] se anunció el pasado 16 de enero, casi un mes antes de que el consejero Paulino Plata presentara, el pasado viernes, su plan de reordenación para estos proyectos tras la destitución de su director, Michael Thomas. Y a la luz de la sonora protesta de más de 40 músicos que acogió el centro de Jerez, como punto representativo de la provincia de Cádiz, -y de manera simultánea, otros céntricos enclaves en las principales capitales andaluzas- los miembros de la OJA no han visto necesario desconvocar estas manifestaciones. Muy al contrario. Al concierto-protesta de ayer le sigue el del próximo 28, a las Puertas del Parlamento y el Teatro de la Maestranza, tradicional fecha de cónclave del Gobierno autonómico y la sociedad andaluza. Para esta cita está previsto que se concentren en Sevilla intérpretes y profesionales de toda Andalucía en defensa de un proyecto formativo que nació en 1994 y que goza de enorme prestigio. Las estadísticas así lo reflejan: más del 60% de los alumnos que han pasado por la OJA trabajan como profesores en conservatorios de la comunidad y el 25% integra orquestas profesionales, no sólo españolas.

Un excelente balance que parece no calar en el seno del departamento de Plata. "Por la continuidad de un proyecto que funciona", según uno de los carteles que portaban los músicos ayer en Jerez, los jóvenes intérpretes rechazan de lleno la propuesta del consejero de dotar a la OJA de una "comisión artística no retribuida", que estará presidida por Reynaldo Fernández, director del Centro de Documentación Musical de Andalucía, y que tutelará el Programa Andaluz de Jóvenes Intérpretes. Según el anuncio del consejero, esta comisión -integrada también por Pedro Halffter y Edmon Colomer, directores artísticos de la Sinfónica de Sevilla y la Filarmónica de Málaga, respectivamente, así como la compositora sevillana Elena Mendoza- debe "actuar como órgano de asesoramiento, información y consulta, promover colaboraciones con otras orquestas y proponer a los directores artísticos de los encuentros anuales". En la práctica, la función de este consejo asesor no convence a los miembros de la OJA y el Coro: "una reunión anual y poco más no se puede comparar con el seguimiento continuado que realizaba Michael Thomas", lamenta Ricardo Llamas, miembro del coro que ayer deleitó durante dos horas, con un programa compuesto por piezas de Mendelssohn-Bartholdy, Haydn, Fauré o Purcell, a los sevillanos que disfrutaban de una soleada mañana de domingo, similar al de Jerez, en calle Larga y el Gallo Azul. "El objetivo es también dar a conocer que la OJA es una de las mejores canteras de músicos de España", denuncia Samuel García, joven violinista granadino. Por el momento, se han recogido unas dos mil firmas físicas y cinco mil digitales en apoyo a ambas formaciones.

Al margen de estas protestas, la Consejería de Cultura ya ha publicado la convocatoria de audiciones para aquellos jóvenes residentes en la comunidad que quieran complementar su formación instrumental y vocal. Se han convocado audiciones de selección de flauta, oboe, clarinete, fagot, trompa, trompeta, trombón, tuba, percusión, piano, violín, viola, violonchelo y contrabajo. Asimismo, de soprano, contralto, tenor y bajo.

La fecha límite de recepción de solicitudes es el 8 de marzo, dentro de poco más de 15 días, un escaso margen de tiempo que también ha sido criticado por los jóvenes músicos concentrados en Sevilla. Los resultados se publicarán en la web del Programa Andaluz para Jóvenes Intérpretes a partir del 4 de abril. En la convocatoria no figura el número de plazas disponibles para los distintos instrumentos ni apartados vocales, lo que, en tiempos de crisis, hace temer a los jóvenes por un recorte respecto a anteriores convocatorias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios