"La novela negra es la herramienta perfecta para hablar de la sociedad"

  • La última novela del escritor y primer presidente electo de la Junta de Andalucía, 'El blanco círculo del miedo', será adaptada a la gran pantalla el próximo año

Comentarios 1

Abogado, escritor y primer presidente electo de la Junta de Andalucía, Rafael Escuredo se convertirá en el próximo año en guionista, "bueno, coguionista", explica satisfecho durante una conversación en la que anuncia que su última novela, El blanco círculo del miedo, será llevada en 2012 a la gran pantalla. Un libro de acción trepidante con el que el autor debutó este mismo año en el género de la novela negra que, en vistas de las recientes noticias, le está dando un buen resultado.

-¿Por qué lanzarse al género de la novela negra?

-Probablemente porque la novela negra me permite hablar de la sociedad de nuestro tiempo, de hecho, creo que es la herramienta perfecta para hablar de la sociedad. Con El blanco círculo del miedo hablo de esta sociedad pero no en general sino de la corrupción, de asesinatos, de los vínculos de las mafias con los jueces y policías, de los policías con el llamado interés de Estado... He querido reflejar todo eso en esta novela. Además, me han dado una buena noticia. Ayer (por antes de ayer) tuve la suerte de que me compraron los derechos de autor para llevarla al cine. Creo que va a salir muy bien porque es una novela muy actual, de nuestro tiempo, con una acción trepidante y que en cierto modo denuncia los excesos del mundo financiero.

-Antes ha hablado del interés de Estado, ¿qué quiere decir eso realmente?

-Pues que hay veces que se cree que el Estado está por encima de la ciudadanía y, entonces se toman acciones que se justifican con ese concepto, interés de Estado, pero realmente lo que los mueve son intereses espurios donde los servicios de información juegan de una manera sucia e ilegal.

-¿Cree en la justicia?

-Yo soy de los escépticos de la justicia.

-La novela arranca con una autodescripción del personaje de Ignacio Lama, un tipo realmente sin escrúpulos, ¿es un personaje extremo o también el reflejo de una parte de la sociedad?

-Es un reflejo de una parte del mundo financiero. Te aseguro que he conocido a tipos como éste, los he visto, sé como piensan, son gente amoral que sólo les interesa el dinero y las mujeres pero para tenerlas al servicio de su concupiscencia. Son el tipo de gente que nos ha llevado a la crisis que padecemos.

-Hábleme del comisario.

-El comisario es ese tipo de personas oportunistas que se prestan, con tal de hacer carrera, a servir a esos intereses de Estado. Refleja a esos profesionales que con tal de hacer carrera en la política no les importa saltarse a la ciudadanía. Por contra, el inspector Sobrado viene a ser el referente moral, que piensa que nadie está por encima de la ciudadanía pero que va malviviendo y es un perdedor.

-¿Cuál fue el resorte para escribir esta historia? He leído por ahí que fue el caso de Anabel Segura.

-El caso Anabel Segura me permitió conocer a Policía casi diario durante dos años, incluso crear relaciones de amistad. Así me di cuenta de cómo pensaban, cómo hablaban... De hecho, con esta novela también trato de hacerle un homenaje encubierto a la Policía española.

-Entonces, ¿cuál fue ese resorte?

-Todo lo que pasa en la novela son piezas sueltas de cosas que ocurren en la realidad, lo que ocurre es que, claro, es una novela, así que las escribo con una trama, en una historia. Pero esta no es una novela moralista. Simplemente escribo cosas que ocurren. Las mafias, por ejemplo, en la Costa del Sol son una realidad. O lo que te decía antes de la corrupción y de servir a los intereses de Estado.

-¿Es la política un caramelo tan dulce?

-No es la política sino la atracción por el poder. De todas formas, la política es un caramelo amargo porque la mayoría de los políticos son honrados. Pero, ¿sabes?, ya es grave que haya políticos corruptos pero es aún peor que la sociedad no despierte.

-Bueno, ahora con el movimiento 15-M y otras plataformas afines parece que la cosa está cambiando.

-Sí, la verdad es que me parece muy bien que la sociedad esté despertando de manera crítica pero lo que no me gusta nada es que se usen elementos de violencia en ese movimiento. Lo digo, por ejemplo, por lo que le ocurrió a mi amigo Paulino Plata, no se puede ir a reventar un acto o a injuriar a un cargo político por tener ese cargo político. Me parece injusto e improcedente y no democrático. Ahora, toda rebeldía, indignación y crítica política creo que es positiva en la realidad de nuestro tiempo.

-Me contaba al principio lo de la película, ¿qué productora ha comprado los derechos?

-Pues el productor Juan Gona que creo que ya lo ha colgado en su web y todo. La película estará para el año que viene. Ahora están en fase de buscar a los personajes, al director y, bueno, me han propuesto colaborar en el guión así que estoy muy contento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios