"Esta ópera está llena de ingredientes muy interesantes para el público"

  • José Luis Sola comparte papel protagonista de 'La hija del regimiento' con su paisana Sabina Puértolas, en la segunda función que se representa hoy en el Teatro Villamarta a las ocho de la noche

El tenor Navarro José Luis Sola encara esta noche una nueva actuación en el papel de Tonio, protagonista masculino de 'La hija del regimiento', de Donizetti. Tras su paso por Varsovia, viene a Jerez por primera vez. De trato amable y cordial, Sola afirma estar encantado con esta producción que "me va perfecto en lo vocal y en lo actoral".

Recientemente, ha obtenido un clamoroso éxito en Guatemala, con el papel de Don Ottavio, en la ópera don Giovanni, de Mozart.

-Sus comienzos en el mundo de la música como miembro del Coro de los Niños Cantores de Navarra demuestran un interés precoz por el canto.

-De crío estaba allí, sí, desde los seis o siete años hasta mi cambio de voz, que fue bastante tardío, hasta los quince años, cuando vine a cantar a Sevilla el 'Miserere' de Eslava. Empecé muy pronto, es cierto.

-Esa vocación tan prematura, ¿es lo normal en voces que después ocupan el panorama de la ópera?

-En mi familia no hay nadie que sepa ni que se haya dedicado a la música. Pero desde pequeño, en Pamplona, de donde soy, mis padres se fijaron en que cantaba y estas cosas que suelen pasar y me metieron en la escolanía. Yo no dormía en la escolanía, iba a mi casa, pero ahí empezó todo.

-Vayamos a su debut en este papel de Tonio. ¿Qué tal se encuentra?

-Pues es un estreno que creo que va muy bien para mi voz y para mi repertorio y, bueno, creo que todo va bien. El papel está resultando para mí magnífico y me está dando muy buenas sensaciones.

-¿Qué destacaría de él?

-Yo creo que para todos estos papeles son difíciles. 'La hija del regimiento' es una ópera cómica, pero hay momentos dramáticos y marciales que contrastan con la parte humorística. Esos son una serie de ingredientes que hacen muy atractiva la ópera. Además, vocalmente es muy difícil y muy bonita.

-Esta ópera no está metida en el repertorio, pero hablando con Sabina Puértolas, no había una razón clara para que estos títulos no aparezcan más por los escenarios.

-Sí, no sabemos con certeza. Yo creo que una de las razones es que se hacen las más comerciales. Por la dificultad vocal de los personajes también puede ser, pero es que hay otras vocalmente muy complicadas que siempre están en cartel. La cuestión en difícil.

-Usted ha triunfado en Costa Rica, Guatemala, países en principio no demasiado conocidos por su afición a la ópera.

-Me sorprendió sin embargo el éxito. Realmente son lugares no muy habituales, pero hicimos cuatro o cinco funciones y siempre estaba lleno. Y eran teatros de los grandes. Me encantó trabajar allí. Las producciones muy bonitas y el público completamente volcado.

-Volviendo a España, ¿qué recuerdos tiene de su interpretación en el papel de Julián Gayarre, en su casa natal de Roncal?

-Comencé hace años ese papel, en su casa, que es una casa-museo. Los fines de semana de julio y agosto teníamos una función de una hora y poco donde, caracterizado como él, con barba, etc. cantaba sus arias más características con el público muy cerquita. La verdad es que fue una experiencia preciosa que tuve que dejar de hacer por otros compromisos profesionales.

-Para finalizar, ésta es su primera visita a Jerez. ¿Qué le parece el teatro y la ciudad'

-Parece que son cosas que siempre se dicen, ¿no?, pero la verdad es que uno se siente como en casa. Todo esto favorece el trabajo y eso es algo que redunda en la producción. Y de la ciudad, ¿qué decirte? El clima, la gente. Además, vengo de Varsovia, así que imagínate la diferencia y cómo puedo sentirme aquí.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios